Padre de Vilmarie está convencido de que esposo no la mató-VÍDEO

Por Daileen Joan Rodríguez 06/21/2013 |
El ex policía parece estar seguro de que la muerte de su hija fue producto de un accidente.
Wilfredo González señaló que su yerno Javier Loperena tendría sus razones para guardar silencio en torno a la muerte de Vilmarie (en el recuadro). (Para Primera Hora / Olimpo Ramos)  

Moca. Aferrado a la idea de que “fue un accidente”.

Wilfredo González, padre de Vilmarie González Hernández –la mujer de 30 años cuyo cuerpo fue hallado sin vida la noche del miércoles en su residencia–, aparenta haberse hecho de la idea de que el incidente se trata de un accidente lamentable.

Ayer, familiares llegaban atónitos hasta la casa del policía retirado en el barrio Naranjo, donde la madre de Vilmarie, María Hernández Severo, también convalecía en su dolor bajo medicamentos y sin poder hablar con nadie.

Los hechos ocurrieron a eso de las 8:53 p.m. del miércoles en la casa de Vilmarie y su esposo Javier Loperena, que ubica en el barrio Cuba, en la carretera PR-125. Horas antes de los hechos, la joven había salido del hogar de su padre, a quien estaba ayudando a hacer unos arreglos en la casa. Se suponía que iba a regresar para continuar las labores más tarde en la noche, pero nunca llegó.

“Me llamaron”, dijo el padre, quien de inmediato acudió hasta la panadería donde trabaja María, su esposa, para anunciarle que su hija estaba muerta. En medio de la tragedia, se mantienen en vilo por la condición de salud de su nietecita de tres años, quien en el incidente recibió un disparo en el pómulo con entrada y salida. Se dijo que la menor se mantiene convaleciendo al cuidado de su abuela paterna en el Centro Médico de Río Piedras.

“Él no fue, estoy convencido”, insistió el ex policía retirado de la División de Seguridad y Protección en Aguadilla, sin cuestionar el derecho reclamado por su yerno de acogerse a la Quinta Enmienda, que implica guardar silencio ante cualquier cuestionamiento que pueda apuntar a su culpabilidad o inocencia por el incidente. “El tiene su derecho, no sé las razones que tendría (para guardar silencio), pero él no fue”, sostuvo don Wilfredo.

Indicó que su yerno trabaja con su padre, el abogado y ex representante cameral Luis Loperena, en su oficina legal contigua a la casa alcaldía de Moca. “Aunque (Javier) no es abogado, conoce de leyes”, agregó el suegro.

Primera Hora visitó las oficinas del ex legislador, pero no se encontraba en el lugar.

¿Qué fue lo que pasó?

La muerte de Vilmarie mantiene a las autoridades en la búsqueda de alguna evidencia que arroje luz para resolver el caso.

El director del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Aguadilla, el capitán Julio C. Pérez, sostiene que “el caso no es fácil, y tomará tiempo resolverlo”. Sin descartar ningún móvil del incidente, han surgido versiones de un posible asesinato, o suicidio, o simplemente un accidente, pero Pérez aseguró que “el único móvil que está descartado hasta esta etapa del procedimiento es el robo”.

Se supo que el ex legislador fue quien hizo la llamada al Sistema de Emergencias 9-1-1 para socorrer a su nuera. En la residencia estaban los hijos de la pareja, un menor de cinco años y la menor herida.

El arma que fue ocupada en la escena pertenece a Javier. Otra arma que estaba en otra habitación fue ocupada por agentes de la División de Homicidios.

 
Consternados los vecinos de mujer asesinada en Moca

Vilamrie González Hernández, de 30 años, fue encontrada sin vida en su residencia, en el barrio Cuba de Moca, mientras que su hija de 3 años se encuentra estable después de que una bala le rozara el pómulo derecho.


El capitán Pérez dijo que se mantienen entrevistando a familiares, vecinos y amistades de la pareja, la que llevaba siete años de matrimonio, y no se le conocían rencillas.

Las interrogantes sobre si la escena fue contaminada, si existen cámaras de vigilancia, si la bala que dio muerte a la mujer fue la misma que hirió a la hija de la pareja y si esa bala salió del revólver que se encontró en la escena quedan sin respuesta hasta ahora.

Cuestionan su silencio

Sobre la decisión del esposo de Vilmarie de callar, la procuradora de las Mujeres, Wanda Vázquez, recalcó en entrevista con WKAQ 580 que “la persona indicada para dar la respuesta, para que la Policía pueda continuar una investigación que dé con el responsable de la muerte de esta mujer, es él”.

Sobre la Quinta Enmienda, la ex fiscal recalcó que “lo que quiere decir, en arroz y habichuelas, es que no voy a contestar las preguntas porque lo que le diga a la Policía me puede incriminar a mí con estos hechos, me pueden señalar a mí con estos hechos”, afirmó.

Por su parte, Pérez señaló que el hecho de que Loperena invocara su derecho constitucional no afecta en su presunción de inocencia en términos legales. “Sí nos levanta un signo de interrogación, pero vamos a continuar investigando. No tengo la menor duda de que vamos a dar con lo que allí realmente ocurrió”.

Afectados los vecinos

Enilda Colón, vecina de al frente de la residencia, dijo no haber escuchado disparo alguno. Expresó que la pareja no tenía problemas que pudieran hacer sospechar el trágico desenlace. “Estamos en shock, para mí, él era como un hijo. No puedo creer que él haya hecho algo así, no”, sostuvo.

Por otra parte, Ramón y Nicky Santiago, un matrimonio que también vive cerca de ellos, aseguraron que la pareja era feliz y sin problemas, por lo que también descartaron a Loperena como sospechoso. La vecina lloraba destrozada por la noticia y decía “no puedo creerlo, no”.

Los preparativos fúnebres están a cargo de la funeraria Moca Memorial.

Tags

asesinatoMoca