Pasa tremendo susto conductor del camión volcado en Expreso 22

02/25/2013 |08:29 a.m.
Marcos Nevárez Otero salió ileso, sin mayores consecuencias más allá de las pérdidas materiales.(alex.figueroa@gfrmedia.com)  
Temió por su vida el conductor que se volcó esta mañana en el expreso PR-22, en la salida de Bayamón hacia el túnel de Minillas.

Marcos Nevárez Otero se levantó de madrugada, como todos los días por los pasados nueve años, para hacer las entregas de su ruta para la empresa Pan Pepín en Carolina.

Lo que nunca se imaginó fue que, en un solo segundo, estaría temiendo por su vida y rogando por volver a ver a su hijo.

Afortunadamente, el conductor del camión que se volcó esta mañana en el expreso PR-22, en la salida de Bayamón hacia el túnel de Minillas, sólo pasó un tremendo susto.

"Miles de cosas (me pasaron por la mente en ese momento). Mi hijo es lo primero", expresó Nevárez Otero.

El conductor explicó que a eso de las 4:40 a.m. conducía desde Bayamón hacia San Juan por la autopista, detrás del centro comercial Plaza Las Américas, cuando un carro le cruzó por el frente de forma repentina para tomar la salida hacia Caguas.

"Traté de esquivarlo, ahí cogí la cuneta y en la cuneta se me descontroló el 'truck'", relató.

"Siguió la cuneta, después le di a la valla de la izquierda y ese impacto fue el que me viró el truck", agregó.

El accidente provocó que se cerrara la vía por más de dos horas, mientras las autoridades manejaban el derrame de aceite y diesel. Entretanto, el camión tuvo que ser descargado y remolcado.

Uno de los carriles de la vía fue reabierto a eso de las 7:20 a.m., y el resto a eso de las 8:30 a.m.

La buena noticia fue que Nevárez Otero salió ileso, sin mayores consecuencias más allá de las pérdidas materiales.

"Muchacho, yo me desperté súper tranquilo. ¡Qué me iba a imaginar que me iba a pasar esto!", afirmó. "El susto fue súper grande. Doy gracias a Dios que estoy parado y puedo contarlo", agregó el conductor, quien indicó que esta es la primera vez que le pasa algo así.