Pastor “Ricky” Torres justifica utilización de un arma

11/27/2012 |
Al llegar a su casa, el pastor “Ricky” Torres y su esposa se encontraron con tres asaltantes que los agredieron y los amenazaroncon armas blancas. (ismael.fernandez@gfrmedia.com)  
El líder religioso afirmó que unos asaltantes querían entrar a la casa, pero “Dios es su protección y su amor no lo permitió”.

Los estaban esperando.

El líder religioso del Concilio Cristo La Roca, Ricardo “Ricky” Torres, quien fue víctima junto con su esposa Gloria Stefani de un asalto al llegar a su hogar el pasado sábado, justificó el haber utilizado un arma para defender a su esposa y su propia vida.

En una entrevista con Primera Hora, Torres dijo que era “un hombre de paz”, pero anda armado, porque ha habido experiencias previas y, en ocasiones, llegan a su casa de madrugada.

“Los pastores han cuestionado cómo es posible que uno estuviera armado, pero si estás viendo a tu esposa que te la quieren matar, violar y llevársela en un carro, es difícil sacar la Biblia y leer un salmo a una persona. Yo tenía que defender a mi esposa. Yo tenía que hacer lo que tenía que hacer”, dijo.

¿No le tembló la mano?

Me temblo todo mi cuerpo, pero lo único que estaba en mi mente era mi esposa”.

Todo sucedió el sábado, cuando arribaron a su casa, en la exclusiva urbanización La Cima, en Encantada.

“Acostumbramos todos los sábados salir a comer mi esposa y yo, pues tenemos tanto trabajo por el día que siempre sacamos un día para cuidarnos, tranquilos, para cuidar nuestro amor. Llegamos como a las 9:05 de la noche”, relató.

Luego de saludar a sus vecinos que colocaban decoraciones navideñas y, cuando se disponían a entrar a su hogar, su esposa Gloria Stefani escuchó el ruido que hacía el portón del patio trasero, lo que era extraño. Es un portón pesado, a prueba de que un niño o animal lo pueda empujar.


“Ella me dice: ‘Hay alguien ahí’. Cuando miro hacia el frente, ya venían tres tipos, uno enmascarado, otro con una capucha y otro sin nada. Dos de ellos con armas blancas, uno con cuchillo Ninja, que lo pudo apropiar la policía.

El más grande me la coge a ella, porque nosotros empezamos a gritar por instinto y le puso un cuchillo en el cuello. El otro, como yo trato de meterme hacia atrás, me empujó, me tiró contra el piso. Todavía tengo sangre en la frente, no me la he podido sacar. ( Muestra mejilla rojiza). Estoy herido ahí. Me di contra la cadera. Estoy boca abajo y me pone la rodilla”, relató.

“Ahí mismo me pone la navaja ninja. Me dice: ‘Te voy a matar’. Ahí mismo pone la cuchilla en la garganta. El otro se va al frente con el arma apuntando”, agregó.

Había otro con Gloria, el más grande, de cerca de seis pies.

“Él está diciendo todo el tiempo: ‘No grites’, con el cuchillo en el cuello. En ese momento me está diciendo: ‘Ábreme la puerta de la casa. Ábreme la puerta de la casa’. Todo estaba oscuro y yo le digo que no tengo la llave, ‘¿cómo te voy a abrir la puerta si no tengo la llave?’ A todo esto, me tiene la mano en la boca”.

“Ahí, él se empieza como a desesperar y angustiar y yo saco la mano y empecé a gritar y me puso el cuchillo en la cara y me dijo: ‘Si vuelves a gritar, te lo voy a enterrar’”, relató.

Gloria expresó que le angustiaba que a su esposo lo tenían boca abajo y eran dos los que le apuntaban.

“Él estaba gritando en el piso, desesperado”, dijo.

Torres explicó que se desesperó porque no sabía qué pasaba con ella.

“Lo único que oigo es, ‘Papa, yo estoy bien’. Yo tenía $100 o $200 en el bolsillo y se los saqué. Ya no puedo dar más detalles. Ya de ahí en adelante me defendí por la vida de mi esposa. El que la tenía a ella le dice que se la va a llevar en el carro. Me volví loco, ¡Dios mío! Y me dije: ‘Me la va a llevar, me la van a matar’. Fue cuestión de cinco o seis segundos”, apuntó.

¿Cómo reaccionaron ellos (cuando disparó)?

El que estaba de frente a mí estaba apuntando, después salió corriendo. Los otros lo que querían era llevársela a ella.

Gloria comentó que todo el tiempo decían: “¡Vamos a amarrarla!”, pero estaban tan nerviosos que no pudieron ni prender el carro.

Tags

roboasalto“Ricky” Torres