‘Payo’ era el mejor papá, amigo y esposo”

01/11/2013 |
Colón Clausell falleció en un accidente de tránsito mientras se dirigía junto con otros compañeros a buscar a unos confinados en la cárcel Cimarrón de Oklahoma.
Amigos y familiares de la ahora viuda Sonia Rivera Santiago (camisa negra) trataban de consolarla luego de enterarse del deceso de su esposo, Eliezer Colón Clausell. (Para Primera Hora / Edgar Vázquez Colón)  

Salinas. Con la fortaleza que solo Dios puede brindarle, Sonia Rivera Santiago, viuda del oficial correccional Eliezer Colón Clausell, intenta asimilar la trágica muerte de su querido esposo.

Colón Clausell falleció en un accidente de tránsito mientras se dirigía junto con otros compañeros a buscar a unos confinados en la cárcel Cimarrón de Oklahoma.

Rivera Santiago recibió a Primera Hora en su residencia de la Extensión Coquí, en Salinas, y allí destacó con mucho amor que “Payo”, como le llamaban cariñosamente, fue un hombre excepcional.

“Él era especial, maravilloso, el mejor papá, amigo y esposo”, dijo entre lágrimas la mujer.

Aunque parezca irónico, este era el primer viaje de trabajo de su esposo, una profesión que él amaba y por la que se esforzaba.

“Él ha sido lo mejor que me ha pasado en la vida”, dijo Rivera Santiago, quien añadió que él era bien querido por todos.

Colón Clausell tenía un hijo: Yaniel, de 11 años, y el pequeño era la luz de sus ojos. Con un brillo en sus ojos, su compañera por 14 años recordó que el oficial de Corrección disfrutaba ver a su hijo practicar deportes y jugar juntos.


La última vez que conversó con Eliezer fue el miércoles en la noche, cuando él le contó que hacía mucho frío en Oklahoma.

Ante la desgarradora noticia de la pérdida de su amado esposo, psicólogos del Departamento de Corrección y Rehabilitación (DCR) la visitaron para brindarle apoyo emocional.

Aliento y apoyo también le brindaron a la mujer los compañeros de trabajo de Eliezer.

Como Daniel Rodríguez, quien fuera compañero de trabajo por casi 20 años. Para él, es una inmensa pérdida la muerte de su gran amigo.

“Ese era mi hermano, consejero, y siempre estaba en las buenas y en las malas”, dijo con mucha tristeza.

Daniel sostuvo que Eliezer siempre fue un hombre luchador, humilde, contento y fiel a su profesión.

“Él estaba comprometido con su trabajo, lo respetaba y lo amaba”, resaltó el agente del DCR.

Rivera Santiago espera por el traslado del cuerpo de Eliezer a la Isla para realizar el velorio en la casa de los padres de su esposo.

La alcaldesa electa de Salinas, Karilyn Bonilla Colón, se unió al dolor de esta familia.

“Elevemos una plegaria al Todopoderoso por el eterno descanso del alma de Eliezer y por el fortalecimiento de su familia ante dolorosa pérdida”, sostuvo la alcaldesa.