Piden desestimar cargos contra agente que disparó a anciana

01/10/2013 | 01:08 p.m.
El agente municipal Emmanuel Ortiz Díaz disparó contra una anciana el 16 de julio de 2012.
El agente municipal Emmanuel Ortiz Díaz disparó contra una anciana el 16 de julio de 2012. (juan.martinez@gfrmedia.com)  

La defensa de Emmanuel Ortiz Díaz, el agente municipal acusado por tirotear a una anciana en el estacionamiento de Plaza Guaynabo, solicitó la desestimación de los cargos que pesan en su contra por entender que no hubo intención criminal.

Previo al juicio pautado para el 15 de enero ante el juez José Ramírez Lluch, del Tribunal de Bayamón, hoy se celebró una vista sobre la Regla 64P de procedimiento criminal, en la que los abogados del acusado plantearon su posición de que no se concretaron los delitos de tentativa de asesinato ni la violación a la Ley de Armas. Por su parte, la fiscalía presentó su posición en contra.

La jueza Vivian Durieux Rodríguez escuchó a las partes y adelantó que emitirá su resolución por escrito en o antes del día del juicio.

El abogado Luis Cabán Muñiz -quien representa al acusado junto a exjuez Jesús Peluyera, Juan Neváres y Mariela Vallinés- sostuvo que la prueba ventilada en la vista preliminar en alzada no pasa el estándar requerido para que se pruebe la intención criminal, específicamente para probar el delito de tentativa de asesinato. Recordó que el acusado es agente del orden público, que estaba en funciones y su responsabilidad era proteger vida y propiedades.

Relató que el día de los hechos, el 16 de julio de 2012 al mediodía, vio que se cometió un delito en su presencia, dado a que una guagua Ford Explorer chocó otro carro y arrancó "a gran velocidad", y que le ordenó detenerse pero el coductor(a) no hizo caso. Que usó su arma de reglamento para "repeler el vehículo que va a gran velocidad hacia él y cuando el vehículo pasa, deja de usar su arma de fuego".


Dijo que el carro tenía los cristales con tintes, por lo que "cuando abre la puerta es que se entera que se trata de doña Catalina", refiriéndose a la conductora, Catalina Reyes Rivera, de 83 años.

"El Ministerio Público dice que Emmanuel tenía la intención inequívoca de matar a doña Catalina, que por acto ajeno a su voluntad no se cometió. No se ha dicho qué acto impidió que se cometiera el acto. Cuando la vida del agente dejó de estar en peligro, se dejó de usar el arma", manifestó Cabán, quien opinó que actuó en "legítima defensa" porque el agente estaba en medio de la vía por donde iba el vehículo.

En su turno, la fiscal Diana Avilés -quien representa a la fiscalía junto a Jesús Soto- aclaró que el cristal delantero de la guagua no tenía tinte, por lo que el acusado podía ver quién conducía.

Además, recordó que Ortiz Díaz "no disparó ni una, ni dos, ni tres, ni cuatro veces, disparó en seis ocasiones".

Dijo que los primeros disparos dieron a la parte frontal del vehículo, "no a las gomas, ni a las luces, al bonete y al parabrisas".

"Hay un último disparo al cristal de la ventana del chofer que no se hizo estando Emmanuel en peligro, ya estaba en una posición segura. Disparó a pocas pulgadas frente de ella. Está viva de milagro", expresó Avilés.

"Esos disparos fueron a matar, no fueron a las gomas, ni a las luces, fueron a matar... Si el peligro cesa, ese disparo no se justifica y fue a matar", agregó.

La fiscal señaló que era "preocupante" que los policías piensen que pueden hacer lo que hizo el agente y recordó que lo que presenció fue un choque, que es un delito menos grave.

Cabán ripostó que el disparo del lado de Reyes Rivera pasó cerca de la rodilla y del guía.

"Este señor temía por su vida y actuó como actuó como agente que tiene obligación de actuar... Este agente hizo lo que tenía que hacer", añadió Cabán.