Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Policía evalúa constantemente el manejo del tránsito

Por Maribel Hernández Pérez 10/19/2017 |00:00 a.m.
Las principales intersecciones de San Juan, Bayamón, Carolina y Caguas continuarán en revisión. (Archivo)  
Unos 144 agentes de Nueva York, New Jersey y Boston están reforzando labores en la Isla.

Transcurridas cuatro semanas del paso del huracán María, los planes de trabajo de los agentes que controlan el tránsito en las principales intersecciones de San Juan, Bayamón, Carolina y Caguas continuarán en revisión mientras dure la emergencia ocasionada por la falta de semáforos o de energía eléctrica para operarlos. 


El superintendente auxiliar de Operaciones de Campo, el teniente coronel Roberto Salvá, indicó que los turnos de trabajo continúan siendo de 12 horas, de 6:00 a.m. a 6:00 p.m., o mientras haya claridad y no se exponga a mayor riesgo al personal.

“Hemos mantenido los turnos de 12 horas, hemos reforzado las Divisiones de Tránsito con personal del CIC (Cuerpos de Investigación Criminal), con personal de los precintos y de otras unidades en las intersecciones. Lógicamente, le damos prioridad a aquellas intersecciones y avenidas con mayor flujo de tránsito. Por ejemplo, aquí en el área metropolitana lo que es las avenidas Jesús T. Piñero, la Roosevelt y las entradas y los accesos a los expresos les hemos dado prioridad”, detalló Salvá. 

El Departamento de Seguridad Pública (DSP) les solicitó que consoliden los planes de tránsito de las áreas policíacas de San Juan, Bayamón, Carolina y Caguas dejándose llevar por las zonas donde se ha restablecido la energía eléctrica con el fin de que esos recursos puedan moverse a otros lugares. 

“Estamos en acercamiento con la División de Luces y Señales (del DTOP) para que nos ayuden a identificar las áreas de mayor tránsito donde se pueden reinstalar los semáforos”, sostuvo Salvá. 

A su vez, indicó que hay lugares que, aunque se les asignen agentes para controlar el tránsito simplemente no se puede controlar el volumen de vehículos que transitan por esas zonas debido a que, en ocasiones, es la única vía disponible ya que hay numerosas carreteras que sufrieron daños por derrumbes o permanecen obstruidas. 

Salvá utilizó como ejemplo la autopista José de Diego, que ha mostrado una congestión de tránsito aún mayor tras el paso del fenómeno atmosférico debido al colapso de la carretera PR-165 y la destrucción de la carretera después del puente de La Virgencita en la carretera PR-2 por las escorrentías, desde la zona metropolitana hasta pasar el municipio de Dorado. 

El ex coronel de la Policía, Juan Sánchez, quien apoya al DSP en la coordinación de los recursos para reforzar las labores, indicó que en la actualidad reciben apoyo de 144 policías de Nueva York, New Jersey y Boston, para reforzar a las divisiones del Negociado de Tránsito en las intersecciones. 

Se proyecta que próximamente se asignen de estos agentes en las áreas de Caguas y Fajardo, anticipó Sánchez. 

“Ellos trabajan en unos grupos y lo que hacemos es que, preferiblemente, se asignen a áreas comerciales para evitar actos vandálicos y los saqueos. Ellos ayudaron en la vigilancia en las estaciones de gasolina y al comercio en general y en estos momentos están cooperando con el tránsito. Ubicamos dos policías de Nueva York o New Jersey con uno de nosotros”, comentó Salvá.

La División de Patrullas de Carreteras de San Juan, que cuenta con 150 agentes, también tiene asignados 20 policías del área policíaca de Mayagüez y 10 de la de Aguadilla y 50 policías municipales. 

Sobre el área de Carolina indicó que tiene 19 intersecciones fijas en las que hay dos agentes en cada una, este plan está cubierto con un agente del CIC y de la División de Patrullas de Carreteras de Carolina. 

“Allí los semáforos, prácticamente, desaparecieron”, comentó. 

En el área policíaca de Caguas tiene también asignados 10 policías militares (MP). 

“Caguas no nos ha manifestado mayores problemas con excepción de la congestión en la PR-1 y en la autopista Luis A. Ferré, es cuestión de controlar las salidas para ver lo más que podemos agilizar la congestión vehicular que viene desde el expreso Las Américas”, anticipó. 

Levanta bandera 

El presidente del Frente Unido de Policías Organizados (FUPO), Diego Figueroa, exigió cuentas sobre el comportamiento de los oficiales norteamericanos que se encuentran en labores de control del tránsito ya que el pasado domingo observó un incidente ocurrido con una conductora en la intersección de la avenida Degetau en Caguas frente al residencial Turabo Heights. 

Según narró, observó cómo uno de estos agentes -que medía 6’2” de estatura, 225 libras “sólidas” y de tez blanca- que tenía en su uniforme un logo de una bandera norteamericana en blanco y negro, con chaleco y pistola, levantó las manos para detener el tránsito en uno de los sentidos y dejó a la conductora de un auto compacto, color blanco, en medio de la intersección. 

“Le da un golpe al bonete con violencia, le dice que diera para atrás, pero ella no podía. Luego le da un golpe en la capota y le señaló con los dos dedos para que pasara al frente”, declaró Figueroa, quien confía en que los agentes que son enviados a Puerto Rico no sean los más problemáticos. 

Recomendó que los coroneles los reúnan junto a un fiscal con personal bilingüe para que reciban un repaso sobre las leyes locales, para que conozcan el derecho aplicable, el procedimiento de arrestos e intervenciones, las ordenanzas municipales y sobre el control del tránsito. 

“No es que estemos en contra, agradecemos que vengan a ayudarnos, eso es bueno, pero la Policía está bajo reforma y sus acciones nos perjudican. Ellos no tienen problemas porque cuando regresan al hotel tienen comida caliente y agua. El policía (de Puerto Rico) tiene que regresar a la choza que le quedó y a la hambruna”, comentó Figueroa.

Regresa a la portada