Policía todavía no tiene sospechosos de tiroteo en Fajardo

10/04/2012 |03:31 p.m.
Todo comenzó a eso de las 3:20 p.m. cuando un sujeto, identificado como Edumar Martínez López llevó en una guagua Mitsubishi Outlander a dos hombres heridos de bala al Caribbean Hospital.

La Policía en el área de Fajardo aún no ha podido determinar quiénes son los sujetos que abrieron fuego contra tres individuos ayer, miércoles, en algún punto de la zona este, incidente que desencadenó una serie de sucesos que culminó con un carjacking y el uso de la fuerza por parte de la Policía.

La investigación, de hecho, es compartida entre el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) y la Policía de Puerto Rico.

 Todo comenzó a eso de las 3:20 p.m. cuando un sujeto, identificado como Edumar Martínez López llevó en una guagua Mitsubishi Outlander a dos hombres heridos de bala al Caribbean Hospital. Allí se bajó con un arma de fuego por lo que no le permitieron la entrada. Ante su desesperación, se montó en la guagua e intentó sin éxito romper los cristales de la sala de emergencia.

Finalmente desistió y dejó allí a los heridos: Luis Hernández Hernández, de 23 años y José Díaz Rosado, de 29 años. Este último se encuentra en condición crítica.

A las 2:30 p.m. de hoy, jueves, la Policía todavía no sabe quién abrió fuego contra los hombres y en qué lugar ocurrió la agresión. Los individuos son vecinos de Naguabo. Sí se encontraron orificios de bala en la guagua en que viajaban, por lo que se sospecha que estuvieron involucrados en un tiroteo.

La guagua está registrada a nombre de un hombre en Río Grande que hoy es buscado para entrevista.

Luego de dejar a los dos hombres heridos, Martínez López supuestamente cometió un carjacking en que se apoderó de una guagua Isuzu Trooper en que viajaban dos mujeres y un menor de edad. Eso desató una persecución en que el joven alegadamente impactó con la guagua un auto del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Fajardo. La persecución culminó frente a una farmacia CVS en la PR-3 en medio de un tiroteo entre la Policía y Martínez López, vecino de Río Piedras.

Martínez López, de 19 años, recibió dos disparos: uno en el hombro izquierdo y otro en la mano derecha. El uso de la fuerza por parte de la Policía y el carjacking son investigados por el FBI.

Martínez López ya está bajo custodia del FBI, Hernández Hernández fue dado de alta aunque es localizable en caso de que sea requerido por las autoridades y Díaz Rosado, de 29 años, se encuentra en condición de cuidado en el Centro Médico, en Río Piedras.