Posponen vista contra 12 hombres imputados de doble asesinato

Por Cynthia Lopez Cabán / cynthia.lopez@gfrmedia.com 03/07/2013 | 01:08 p.m.
Contra estos hombres, pesan cargos de asesinato, secuestro, conspiración y violación a la Ley de Armas.
Entre los 12 imputados, figura Jonathan Soto Bonilla, alias 787, quien supuestamente confesó a las autoridades que provocó el accidente mortal frente al caserío El Prado. (Archivo)  

La vista preliminar contra 12 hombres, a quienes se les atribuye un doble asesinato ocurrido el 12 de agosto de 2012 en el residencial público Nemesio Canales en Hato Rey, se pospuso esta mañana porque la fiscalía no estaba lista y porque varios de los imputados no cuentan con representación legal.

Entre los 12 imputados, figura Jonathan Soto Bonilla, alias 787, quien supuestamente confesó a las autoridades que provocó el accidente mortal frente al caserío El Prado, en Río Piedras, donde dos adultos y cuatro menores murieron después que alegadamente los embistió con un vehículo que había sido reportado robado. También se encuentra Josué Vázquez Feliciano, alias JE y quien es testigo en el caso de El Prado.

Los otros imputados son José C. Rivera Couvertier, José Rodríguez Larriegui, Luis Hernández Millán, Ricardo D. Ramírez Ortiz, Carlos Medina Morales, Heissan Y. Hernández Ramos, Jocshue Hernández Ramos, Johnny Ortiz, Emil Soto Vázquez y Juan L. Calderón Torres.

Pese a que se encuentra en la lista de los imputados, Hernández Millán, alias El Topo, es testigo en este caso.

Contra estos hombres, pesan cargos de asesinato, secuestro, conspiración y violación a la Ley de Armas.

Durante la audiencia, el juez Enrique Silva Avilés, del Tribunal de San Juan, asignó abogados de oficio a cuatro imputados y señaló la vista para el 15 de marzo a las 10:00 a.m.

Silva Avilés también pidió que en la próxima audiencia se informe “si cambió el estatus de Hernández Millán”, pero no aclaró si se refería a algún tipo de acuerdo entre el hombre y el ministerio público.

La vista se extendió casi una hora, pero la conversación entre el magistrado y los cinco abogados que comparecieron hoy se realizó frente al estrado y fuera de récord.

 Según la información provista por las autoridades, ese 12 de agosto, las víctimas, Miguel Ángel Martínez Matos, de 21 años, y Anthony Santiago Estrada, de 18, fueron ejecutadas porque supuestamente pretendían tomar control del punto de venta de drogas en el caserío Nemesio Canales, contiguo al Cuartel General de la Policía, en Hato Rey.

El dúo fue secuestrado, asesinado cerca del río Puerto Nuevo y luego abandonado en un auto Honda Fit frente al negocio El Único, en la carretera PR-165, en Dorado.

El fiscal Fleming Castillo Alfaro, quien representa al ministerio público junto al fiscal Josué Padilla Costoso, indicó a este medio que se arrestaron otras dos personas relacionadas con el doble asesinato, pero que todavía quedan por arrestar otras siete.

Apuntó también que Vázquez Feliciano será extraditado desde Pennsylvania, donde se encuentra detenido.

El caso se radicó originalmente en el Tribunal de Bayamón, pero luego se trasladó al Tribunal de San Juan.

La licenciada Maritza Torres Román, quien representa a Ramírez Ortiz, explicó a este medio que la administración de tribunales tomó esa decisión porque entiende que el delito se cometió en la jurisdicción de San Juan.

“Fue una sorpresa para todos que lo trasladaran para San Juan”, apuntó.

“Los términos de juicio rápido están corriendo. Todos están sumariados. Son 30 días (para celebrar la vista preliminar) o muere el caso”, agregó la abogada.

Tags

criminalidad