Presidenta y rectora de la UPR se exponen a seis meses de cárcel

Por María de los Milagros Colón 05/17/2017 |03:12 p.m.
La presidenta interina de la UPR, Nivia Fernández Hernández deberá cumplir con una multa de $5,000 más $1,000 por cada día que la unidad riopedrense permanezca cerrada. ([email protected])  
Así lo resolvió esta tarde la jueza Lauracelis Roques Arroyo en una vista de seguimiento.

La presidenta interina de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Nivia Fernández Hernández y la rectora interina, Carmen Rivera Vega, deberán comparecer el lunes a las 9:00 a.m. a una vista para demostrar causa en el Tribunal de Primera Instancia de San Juan. 

Así lo resolvió esta tarde la jueza Lauracelis Roques Arroyo en una vista de seguimiento, y advirtió que se exponen a arresto y hasta seis meses de cárcel.

La instititución sigue sin cumplir con la orden del Tribunal de Apelaciones para que garanticen el acceso al recinto riopedrense y continúen las labores académicas.

El abogado del primer centro docente del país, Enrique Figueroa Llinás, no dijo mucho a su salida de la sala 907, más allá de lo que comentó ayer; que no descartan solicitar otros recursos legales como una reconsideración a Apelaciones.

A preguntas de la prensa sobre de dónde exactamente sale el dinero con el que se han comenzado a pagar las multas, el abogado contestó que no sabía.

Hoy se depositó un cheque con la primera multa de $5,000, confirmó Figueroa Llinás a la jueza, pero no se pagó los $1,000 correspondientes a la cantidad que deberán pagar por cada día que el recinto riopedrense permanezca cerrado. Lo añadirán al pago de mañana.

A preguntas del abogado, la Roques Arroyo explicó que la cantidad diaria incluye días feriados y fines de semana.

Pedro Vázquez, por otra parte, resaltó que hasta el momento la universidad sigue sin hacer algo para abrir los portones.

Regresa a la portada