Preso político Norberto González Claudio sentenciado a cinco años de prisión

11/14/2012 | 06:44 p.m.
Norberto González Claudio (Archivo)  
González Claudio, quien ayudó a planear el robo ocurrido en 1983 como líder de Los Macheteros, fue capturado por el FBI el año pasado.

Hartford, Connecticut.- El preso político puertorriqueño Noberto González Claudio fue sentenciado a cinco años de cárcel en la corte federal en Hartford, Connecticut, por su participación en un robo de siete millones de dólares a un camión blindado de la compañía de valores Wells Fargo en 1983.    

Norberto González Claudio, quien ayudó a planear el robo ocurrido en 1983 como líder de Los Macheteros, fue capturado por el FBI el año pasado en Puerto Rico y se declaró culpable en junio. Señaló el miércoles, a través de un traductor en español en la corte federal de distrito de Connecticut, que nada es más importante para él que su familia.

Dijo que le gustaría estar con su familia lo más pronto posible.

La sentencia lleva al gobierno federal estadounidense tan cerca como lo podrá estar de resolver el crimen. Se cree que el único fugitivo que queda en el caso de robo a mano armada, Víctor Gerena, está viviendo en Cuba, fuera del alcance de la justicia de Estados Unidos.

González fue sentenciado además a pagar una restitución de no menos de 250 dólares mensuales. El gobierno estadounidense no ha recuperado nada del dinero robado, el cual las autoridades creen que fue utilizado para financiar ataques con explosivos y otros en el esfuerzo del grupo rebelde por lograr la independencia de la isla caribeña.

El atraco a mano armada al depósito de Wells Fargo el 12 de septiembre de 1983 fue el robo de efectivo más grande en la historia de Estados Unidos hasta ese momento.

Las autoridades estadounidenses señalaron que González aún tenía una participación activa con los Macheteros, grupo que se atribuyó la responsabilidad de robos, asesinatos y bombazos en las décadas de 1970 y 1980.

En junio, González se declaró culpable de transporte internacional de dinero robado, conspiración para robar fondos bancarios con seguro federal, y de posesión ilegal de armas.

Su esposa, Elda Santiago, dijo después de la audiencia de sentencia que González está feliz porque siente que va a prisión en el nombre de la independencia de Puerto Rico.

Agregó que su marido siente que está consumando su tarea patriótica.