Rampante los asesinatos de mujeres

Por Maribel Hernández Pérez 11/13/2017 |11:45 p.m.
El crimen más reciente ocurrió en la urbanización Jardines de Santa Ana en Coamo. (Archivo)  
En un lapso de 10 días, cuatro fueron víctimas en Ponce, Coamo, Aguadilla y Arecibo.

Cuatro mujeres fueron asesinadas en un período de diez días en Coamo, Arecibo, Ponce y Aguadilla. 

El crimen más reciente ocurrió en la urbanización Jardines de Santa Ana en Coamo, donde Andrea Giselle Rosario, de 27 años y  quien se sospecha que estaba embarazada, fue ejecutada de un disparo en la parte posterior de la cabeza, antier en la madrugada.  

Ell abuelo de  Rosario, en cuya residencia residía, escuchó detonaciones entre las 3:30 y las 4:00 a.m., pero se asomó hacia la carretera porque al cruzar la calle hay un gazebo en el cual su nieta acostumbraba a  a fumar, la llamó, pero no la vio. 

No fue hasta las 6:00 a.m. cuando al despertarse el septuagenario volvió a buscarla en su habitación y al no verla cruzó hasta el gazebo donde la encontró muerta, vestida con su bata blanca, herida de muerte.  

Las  amigas de la occisa les informaron a los investigadores que ella estaba embarazada de unhombre, cuya identidad no les reveló, aunque expresó que no estaba de acuerdo con su preñez, ese es uno de los ángulos de la pesquisa que busca establecer si el crimen se vincula con la violencia de género, explicó  el capitán José A. Torres Ruiz. 

Otra área de la investigación busca determinar si el motivo del asesinato guarda relación con el crimen de su pareja, identificada como Ricardo Cruz López, de 31 años, ocurrido el 17 de agosto pasado, a las 7:18 p.m. en el barrio Coco de Salinas, ya que Rosario pudo ser testigo de los hechos. 

El día del crimen a Rosario le revocaron una probatoria por un caso de sustancias controladas del 2016. 

De los crímenes de mujeres ocurridos este mes, la única pesquisa que está adelantada es la de l Sharon D. Otero Ortiz, de 33 años, una madre quien fue reportada desaparecida el 2 de noviembre pasado.   

Su cadáver fue localizado al día siguiente por sus familiares en el Bosque Cambalache en Arecibo, dentro de su vehículo, con una herida profunda en el cuello y  parcialmente quemado. 

Durante el fin de semana pasado, se le revocó una probatoria federal al sospechoso por un caso de fraude por extorsión.

Este hombre figura como persona de interés para la Policía en la muerte de Otero Ortiz.

Además,  figura en el Registro de Ofensores Sexuales por un caso de violación.

Esta persona, que  según los investigadores estaba  enamorado de Otero Ortiz, sufrió quemaduras el mismo día que fue localizado el cuerpo de ella cuando  supuestamente practicaba la mecánica.

Regresa a la portada