Recopilan bolsas de evidencia de la casa de Wilmarie-VÍDEO

Por Daileen Joan Rodríguez 06/22/2013 |
Investigadores del ICF revisaban la escena, que era custodiada por agentes de la Policía. (Para Primera Hora / Olimpo Ramos)  
Se cree que el varón de cinco años y la nena de tres -que resultó herida- serían los únicos testigos presenciales de la muerte de su madre.

Moca. Si no fue Javier ¿quién disparó?

En la mañana de ayer se diligenció una orden de allanamiento a la residencia donde Wilmarie González Hernández, de 30 años, fue encontrada muerta la noche del miércoles 19 de junio, junto a sus dos hijos, un varón de cinco años y una niña de tres, quien presentaba una herida de bala en el pómulo con entrada y salida.

Debido a que la residencia está a nombre del suegro de la víctima, el abogado y ex representante cameral, Luis Loperena, éste estuvo presente durante la intervención realizada por personal del Instituto de Ciencias Forenses (ICF), investigadores y agentes de Homicidios de Aguadilla.

El fiscal Orlando Velásquez sacó tres bolsos blancos plásticos con ropa, pañales desechables, juguetes y artículos de los menores, que fueron entregados al personal de la Unidad de Investigación de la Administración de Familias y Niños (Adfan).

A preguntas de este diario, la Administradora de Adfan, licenciada Vanessa Pintado, autorizó por medio de su oficial de prensa las siguientes expresiones: “Los niños fueron ubicados con familiares maternos. Una vez entramos a investigar y se examinaron los recursos y la mejor opción para los niños, se entendió que este recurso familiar de parte de su mamá es la mejor opción. Todos estuvieron de acuerdo de esta acción que estamos tomando para que los niños estén estables y bien”.

Hasta el momento, alegadamente los menores son los únicos testigos presenciales de la muerte de Wilmarie. Sobre si se permitirá que los niños sean interrogados, Adfan comentó que “eso es parte precisamente de la investigación y no lo podemos contestar. Por ser una investigación criminal, esa parte es estrictamente confidencial”.

 
Luis Loperena habla sobre la muerte de su nuera

La investigación sobre la muerte de Vilmarie González Hernandez continuó hoy, viernes, en la residencia donde autoridades evaluaban la escena en la que fue hallado su cadáver el miércoles en la noche.


Entretanto, a preguntas sobre las expresiones de la Procuradora de la Mujer, licenciada Wanda Vázquez, quien dejó entrever que encontraba similitudes entre este caso y la investigación del asesinato de Carmen Paredes en Guaynabo, cuyo esposo Pablo Casellas, enfrenta juicio tras ser acusado por el asesinato, Loperena le envió un mensaje. “Tiene que ser responsable de sus expresiones”.

“Dos familias enteras estamos atravesando por un inmenso dolor”, concluyó. Su hijo Luis Javier fue interrogado en un principio como principal sujeto de interés. No obstante, se acogió a la Quinta Enmienda, decisión que respetó el padre de la víctima.

De regreso a la escena, de la que se dijo ha estado custodiada por agentes de la uniformada las 24 horas, se realizaron pruebas periciales a objetos de interés, así como al interior de la residencia. Algunos de estos objetos, de los que no se precisó cantidad, fueron enviados al ICF para análisis correspondientes.

El director del Cuerpo de Investigaciones Criminales de Aguadilla, Capitán Julio C. Pérez, se reafirmó en que no entrará en detalles de la investigación, pero al menos puedo decir que hasta el momento “esto se está investigando como una escena violenta”. A preguntas sobre si el arma que se ocupó en la escena pudo haber sido disparada por un niño, se limitó a decir que “eso en su momento lo discutiremos”. No descartó la posibilidad de intentar lograr una entrevista con uno de los menores.

Agregó que “la residencia es una escena completa, incluyendo el patio”, sostuvo el capitán Pérez. Actualmente se esperan por los resultados de la autopsia y el informe de la patóloga a cargo del caso, para la evaluación de su análisis.

Luego de culminada esta etapa, Pérez dijo que “nos sentaremos con el fiscal Benjamín Miranda y con el agente investigador (Israel Colón) y se tomará la determinación de si entregamos la residencia o si continuamos con la custodia de la misma”.

La residencia de la pareja ubica en el barrio Cuba, en la carretera PR-125, donde varios vecinos aseguran no haber escuchado el disparo. Primera Hora indagó con los vecinos y estos reiteraron no haber visto, ni escuchado nada. La pareja llevaba cerca de siete años de casados y nunca se les conoció mayores pleitos, según aseguraron.

Los preparativos fúnebres de Vilmarie serán arreglados por la Funeraria Moca Memorial una vez se entregue su cadáver a los familiares.

Tags

asesinatoMoca