Renuncia a vista preliminar imputado de asesinar a baloncelista aficionado

02/22/2013 | 01:18 p.m.
Roberto Figueroa Castillo asesinó de cuatro disparos por la espalda a Steven Cruzado durante un juego de baloncesto.
Roberto Figueroa Castillo, imputado por el asesinato del baloncelista aficionado Steven Cruzado Torres.(Archivo)  

Roberto Figueroa Castillo, imputado por el asesinato del baloncelista aficionado Steven Cruzado Torres, renunció al proceso de vista preliminar, por lo que su caso ahora pasará directamente a la etapa de juicio en su fondo.

Llamado el caso en la sala de la jueza Ivellisse Zapata, el abogado Hermes Acevedo, quien representa a Figueroa Castillo, le informó al tribunal que estaba renunciando a la etapa de vista preliminar y solicitaba que el ministerio público le entregara la evidencia que pesa contra el imputado.

La jueza Zapata pautó para el próximo 5 de marzo la vista para la lectura de los cargos que pesan contra Figueroa Castillo y el inicio del juicio para el 4 de abril, fecha en que el imputado deberá informar al tribunal si desea ser procesado por tribunal de derecho o por un jurado.

Inicialmente a Figueroa Castillo se le había impuesto una fianza de $110 mil por los delitos de asesinato, ley de armas y maltrato de menores, pero el fiscal José Criado logró que la jueza María Isabel Negrón García la aumentara la misma a $620 mil. Esto al demostrar que representaba un riesgo de fuga, por incumplimiento a una sentencia en probatoria por delitos previos.

Tras el desfile de la prueba del ministerio público en el que se demostró que Figueroa Castillo de 23 años, representa un riesgo de fuga si sale libre bajo fianza, la jueza Negrón García declaró con lugar la moción que se le presentó y aumentó de $110 mil a $620 mil el monto de la fianza que deberá prestar sin derecho al diez por ciento, por los delitos de asesinato en primer grado, dos violaciones a la ley de armas y maltrato de menores.

Los hechos que se le imputan a Figueroa Castillo ocurrieron entrada la tarde del pasado miércoles 23 de enero en la cancha de baloncesto del barrio Minillas de San Germán, la cual visitaba por tercera ocasión. Molesto porque Cruzado Torres le bloqueó un tiro al canasto, sacó un revólver Smith & Weson calibre 32 y lo asesinó de cuatro disparos por la espalda.