Se declara culpable de grabar a cinco menores en actos sexuales

Por Mariana Cobián 06/24/2013 | 06:03 p.m.
Andrés Ruiz Huertas, de 60 años, llegó a un acuerdo con la Fiscalía federal para que se desestimaran otros cargos de posesión de pornografía infantil.
(Archivo)  

Un hombre de 60 años se declaró culpable hoy, lunes, de cinco cargos federales de pornografía infantil por incurrir en conducta sexual explícita con cinco niñas de entre 9 y 16 años, a quienes grabó mientras sostenían relaciones sexuales.

Andrés Ruiz Huertas, quien es propietario de una compañía de seguridad privada, se enfrenta a entre 15 y 150 años de cárcel, tras hacer alegación de culpabilidad esta tarde ante el juez federal Francisco Besosa de un cargo de pornografía infantil por cada una de las cinco víctimas.

Ruiz Huertas llegó a un acuerdo con la Fiscalía federal para que se desestimaran otros cargos de posesión de pornografía infantil y transporte con intención de cometer un delito al agredirlas sexualmente.

El fiscal Marshal D. Morgan relató que una de las víctimas, identificada como Jane Doe 1, tenía 15 años cuando entre 2012 y 2013, Ruiz Huertas la transportó a un motel, y allí la grabó -sin que ella lo supiera- mientras tenían relaciones sexuales.

De Jane Doe 2, de 9 años, grabó un vídeo entre los años 2010 y 2013, en el que ella está en el asiento del pasajero en medio de conducta sexual explícita.

A Jane Doe 3, de 16 años, continuó Morgan, la llevó al motel junto con Jane Doe 1 y las grabó en secreto mientras se metían en la bañera y veían películas pornográficas. Además, las agredió sexualmente, según la investigación.

Jane Doe 4 y Jane Doe 5, ambas de 10 años, también fueron transportadas por Ruiz Huertas a un motel y grabadas mientras bebían cerveza y sostenían actos de índole sexual explícitos. Jane Doe 4 fue identificada por las autoridades como "vulnerable", porque es estudiante de educación especial.

De acuerdo con los investigadores, el ahora convicto conocía a las menores, porque presuntamente formaban parte del mismo vecindario. Todas las imágenes de las menores estaban guardadas en un "flash drive" que fue encontrado por las autoridades federales, luego que una joven de 17 años radicara una querella ante la Policía en febrero pasado.

Según la denuncia confidencial de la joven de 17 años, Ruiz Huertas le mostró las imágenes de las menores grabadas en un “flash drive” y en las que identificó a dos conocidas.

Esta tarde, cuando el juez Besosa le preguntó si acepta que eso fue lo que hizo, Ruiz Huertas contestó: "Sí, señor".

¿Por eso es que se está declarando culpable?, insistió Besosa.

“Sí, señor”, reiteró.

El juez Besosa le explicó a Ruiz Huertas, quien estuvo acompañado por su abogado Jesús Rivera Delgado, que el acuerdo entre las partes recomienda una pena de entre 15 y 35 años por cada uno de los cinco cargos que enfrenta, por lo que podría sentenciarlo a entre 15 y 150 años de cárcel.

Destacó, además, que luego el convicto podría cumplir libertad supervisada por cinco años o hasta de por vida, y que las penas son recomendaciones, pero él tiene la potestad de sentenciarlo a más o menos años.

Al salir de sala, esposado y escoltado por alguaciles federales, el ahora convicto le dijo a un familiar: "Prepara la tumba, porque no voy a salir de aquí", y la mujer le contestó: "Vas a salir, con el favor de Dios".

La lectura de sentencia fue pautada para el 23 de octubre.