Se desvanece acuerdo en el caso por muertes en El Prado

Por Cynthia Lopez Cabán / cynthia.lopez@gfrmedia.com 03/26/2013 |02:12 p.m.
El licenciado Federico López Santiago entiende que "787"debería cumplir 15 años de cárcel por los delitos cometidos, pero para la fiscal Jimara Gabriel Maisonet esta pena no parece aceptable.
Esta mañana se celebró en la sala 1108 del centro judicial, la vista de lectura de acusación del hombre apodado “787”. (Archivo)  

La posibilidad de un acuerdo entre el ministerio público y la defensa de Jonathan Soto Bonilla, quien confesó a las autoridades que provocó el accidente mortal frente al residencial público El Prado en Río Piedras donde murieron seis personas, se desvanece ante una discrepancia entre las partes sobre la pena de cárcel que debería cumplir el hombre de 21 años por los delitos cometidos.

El licenciado Federico López Santiago entiende que Soto Bonilla debería cumplir 15 años de cárcel por los delitos cometidos, pero para la fiscal Jimara Gabriel Maisonet esta pena no parece aceptable.

Sin embargo, el abogado de la defensa dejó la puerta abierta para hacer una alegación de culpabilidad en la próxima vista y dejar en manos de la jueza Isabel Llompart, del Tribunal de San Juan, el asunto de la imposición de la sentencia.

En los preacuerdos, los fiscales recomiendan una sentencia al juez, quien suele acoger dicha sugerencia.

Esta mañana se celebró en la sala 1108 del centro judicial, la vista de lectura de acusación del hombre apodado “787”.

Durante la audiencia, celebrada ante la jueza Llompart Zeno, el licenciado López Santiago recibió los pliegos acusatorios, que detallan los cargos que el ministerio público imputa a Soto Bonilla, quien cabizbajo y esposado se paró al lado de su abogado.

El hombre de 21 años, enfrenta seis cargos de homicidio negligente, dos cargos de lesión negligente, tres infracciones a los artículos de la Ley de Tránsito por provocar un accidente, abandonar la escena, conducir sin licencia y otro cargo por la posesión de un vehículo hurtado.


En la colisión, ocurrida el 1 de febrero pasado, fallecieron Laura Vivas Rodríguez, de 73 años; su nieta Raiza Calderón García, de 21 años; y sus biznietos Laura Montalvo Calderón, de 3 años; Anthony Saldaña García, de 6; Génesis Saldaña García, de 9, y Amanda Calderón, de 10 meses de nacida.

Después de que López Santiago recibió los documentos, la jueza Llompart Zeno aclaró una enmienda realizada a las acusaciones de los cargos de homicidio negligente durante la Regla 6 o vista para encontrar causa para el arresto de Soto Bonilla.

En esa audiencia, según la magistrada, la jueza Lady Buono enmendó a mano los pliegos para aclarar que en este delito se imputa de la “tercera modalidad”, que contempla una pena de cárcel fija de 15 años.

La enmienda consistió en añadir a mano la frase “bajo los efectos de sustancias controladas”. Originalmente se le imputaba cometer los delitos “con claro menosprecio”, una modalidad que contempla una pena de 8 años de cárcel.

Aclarada la enmienda y su alcance, la fiscal y el abogado confirmaron que se encontraban preparados para el inicio del juicio, que debe iniciar el 14 de mayo.

El licenciado López Santiago también anticipó que no “será necesario” citar paneles de jurado para este caso.

“Entendemos que no va a ser necesario”, insistió el abogado.

A su salida de sala, la fiscal Gabriel Maisonet reiteró que en este caso no existe preacuerdo, pese a que el acusado renunció a la celebración de la vista preliminar y las partes habían iniciado un diálogo.

“En este caso, en estos momentos, 15, 8 años. Mire yo digo para una vida no hay valor... En su momento, analizaremos y le recomendaríamos al señor secretario de justicia, al señor jefe de los fiscales, a la fiscal de distrito, pero en este momento decir 8 años no y 15 sí, no nos gustaría entrar a dirimir ese asunto”, apuntó sobre la pena a la que se expone Soto Bonilla.

También indicó que no comparte el análisis del licenciado López Santiago de que la pena por un delito absorbe las otras penas.

Aclaró que la acusación no se radicó inicialmente bajo el cargo de las sustancias controladas, pero que la jueza de forma voluntaria enmendó el documento tras evaluar la presentada por el ministerio público.

A Soto Bonilla no se realizó una prueba de drogas, pero según la fiscal en sus “admisiones nos dice que hizo uso de sustancias controladas”.

El abogado López Santiago, por su parte, insistió que su cliente se expone a una pena que oscila entre 18 años y 9 meses y 11 años y 3 meses, dependiendo de si se calculan situaciones agravantes o atenuantes.

“Nosotros entendemos que conforme al nuevo Código Penal hay una situación de concurrencia y de concurso de delitos que aplican en este caso. Si nosotros entendemos que aplican. Nosotros podemos fundamentarlos y así mismo la jueza puede acoger nuestro planteamiento”, apuntó.

 Además, anticipó que este caso no se verá en un juicio en su fondo.

“En este momento no estamos auscultando esa posibilidad. Mi representado desde el día número uno ha asumido su responsabilidad. Está bien arrepentido de lo que sucedió y en este momento entiendo que ese no es el curso que vamos a seguir (ver el juicio). No es una decisión definitiva, pero en este momento estamos en otro curso”, apuntó.

“Ningún número de sentencia va a recuperar a los angelitos que se perdieron ese día. Ni 15, ni 20, ni 48, ni 99. Eso no es el punto aquí. El punto aquí es que tenemos a un joven, de 21 años, que tenemos que ver de qué manera se puede rehabilitar para bien de nosotros mismos como sociedad y para los hijos que tiene pendiente, y en ese procedimiento estamos. Nosotros entendemos que lo que estamos haciendo va a ayudar de cierta manera a que esto culmine de una manera saludable para todas las partes”, agregó en otro momento.