Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Sepultado con honores policía asesinado en Humacao

Por Maribel Hernández Pérez 10/19/2016 |00:00 a.m.
Las banderas oficiales le fueron entregadas por Caldero López a la hija mayor del oficial Olga M. Meléndez Burgos, de 24 años, durante los actos protocolares. (Archivo)  
Los restos de Meléndez Maldonado fueron sepultados en el Cementerio Nuevo de Juncos.

Bajo una lluvia torrencial fue sepultado ayer con todos los honores el teniente Luis A. Meléndez Maldonado, muerto en el cumplimiento del deber el miércoles pasado en el caserío Dr. Pedro J. Palau en Humacao. 

La comitiva fúnebre partió al mediodía hacia la parroquia La Inmaculada Concepción en Juncos donde se ofició una misa, en la cual participó como monaguillo uno de sus cuatro hijos, Luis A. Meléndez Vila, de 21 años. 

Los restos de Meléndez Maldonado fueron sepultados en el Cementerio Nuevo de Juncos, luego de la ceremonia oficial que fue encabezada por el superintendente José L. Caldero López. 

Las banderas oficiales le fueron entregadas por Caldero López a la hija mayor del oficial Olga M. Meléndez Burgos, de 24 años, durante los actos protocolares. 

El funcionario reafirmó el compromiso de la agencia para continuar trabajando por la seguridad del país mientras se dirigió a los presentes.

“Estos no nos va a detener, vamos a continuar cumpliendo con nuestra labor”, expresó Caldero López. De su lado, la viuda Zulma I. Vila, agradeció el apoyo que ha recibido ella y su familia ante tan dolorosa pérdida. 

Las autoridades todavía no han radicado cargos criminales contra los dos sospechosos de ocasionar la balacera que cobró la vida del oficial y dejó el saldo de dos agentes heridos. 

Marcelino Pérez de Jesús sufrió la amputación de una pierna, mientras que Luis García Rodríguez recibió una herida superficial en el abdomen.

Regresa a la portada