Sepultan al pequeño Joshua en Corozal

02/20/2013 |03:04 p.m.
El niño fue despedido primero en su barrio, luego en su escuela, Segunda Unidad Demetrio Rivera y finalmente en el cementerio. (tonito.zayas@gfrmedia.com)  
Como parte de la comitiva fúnebre, adolescentes pedalearon bicicletas detrás del coche fúnebre y una tumba coco tocaba canciones de despedida.

Al filo de las 2:00 de la tarde de hoy, el cuerpo de Joshua Santiago González llegó a su última morada en el Cementerio Municipal de Palmarito, escoltado por más de un centenar de familiares y amigos.

El niño de 12 años, que falleció el domingo en la mañana cuando el auto en el que viajaba junto a su hermano Jonathan, cayó por un risco en la carretera PR 568 de Corozal, fue despedido primero en su barrio, luego en su escuela, Segunda Unidad Demetrio Rivera y finalmente en el cementerio.

"Ya yo no tengo palabras, él quería que sus tíos y su familia estuviera unida, así se lo dijo a su hermano... Él hizo un viaje el domingo, un viaje sin regreso. Se fue con el señor", exclamó la madre de Joshua, Jesayda Gonzále Collazo.

"Te amo, te amo, Joshua", lo despidió.

Como parte de la comitiva fúnebre, adolescentes pedalearon bicicletas detrás del coche fúnebre y una tumba coco tocaba canciones de despedida.