Se registra masacre en Las Piedras -VÍDEO

Por Maribel Hernández Pérez 05/18/2013 |08:26 a.m.
En la escena hay cerca de un centenar de piezas de casquillos de rifle AK-47 y de calibre .45.(gerald.lopez@gfrmedia.com)  
La sexta matanza del año ocurrió en una gasolinera que ubica en la PR-30.

Un trío de sicarios fue el responsable de la sexta masacre del año 2013, que se escenificó a eso de las 3:15 a.m. del sábado, en el estacionamiento de la gasolinera Gulf Express, ubicada en la intersección de las carreteras PR-30 y la salida hacia el desvío de la PR-204, hacia el barrio Montones en Las Piedras.

Dos de las tres víctimas de la extensa balacera fallecieron en la escena y un tercer hombre mientras recibía los primeros auxilios en el Hospital Ryder de Humacao.

Otros tres hombres, de entre las edades de 19 y 20 años, resultaron heridos por los sicarios que llegaron al estacionamiento de la gasolinera que abre las 24 horas. La Policía informó que la estación de gasolina, es un lugar de reunión durante los fines de semana de decenas de personas que visitan también los kioscos de comida localizados en la marginal de al frente.

El comandante del área de Humacao, Orlando Meléndez, indicó que en la escena hay cerca de un centenar de piezas de casquillos de rifle AK-47 y de calibre .45.

Meléndez explicó que el hombre que falleció en el hospital fue identificado como Wilson de Jesús Serrano, alias Simpson, de 24 años y residente de Las Piedras, quien se encontraba en libertad bajo fianza y se encontraba en proceso de juicio por dos casos de robo.

Las otras víctimas fueron inidentificadas como Luis Fernando “Nano” Velázquez Torres, de 39 años, y Wilfredo Nieves Barbosa, de 21, ambos residentes de Las Piedras. Sus cadáveres cayeron entre dos autos compactos, donde compartía un grupo de personas.

“Mientras estos individuos estaban compartiendo aquí en el garaje Gulf de Las Piedras, se acercó un vehículo del que se desmontaron tres personas con armas largas y les dispararon. Aquí acostumbran a estacionarse después que cierran otros negocios y se quedan a conversar y continuar con el uso de bebidas”, sostuvo el comandante Meléndez.

Como parte de la pesquisa, los investigadores revisaron los vídeos de las cámaras de seguridad que operan en el negocio para identificar a los sicarios y obtener la descripción del vehículo en el que huyeron.

 Sin embargo, aún no han revelado el motivo del crimen ni a cuál de las víctimas o heridos iba dirigido el ataque.

Johany Rosario, suegra de Nieves Barbosa, indicó que el joven que trabajaba como técnico de refrigeración es una víctima inocente ya que minutos antes acababa de salir de su residencia de visitar a su hija y al parecer se detuvo en el negocio para saludar unas amistades o comprar algo cuando comenzó el tiroteo.

"Era un muchacho humilde, trabajador iba a volver a estudiar para levantar su propio negocio…estaba en el lugar equivocado y en el momento equivocado, porque él salió de mi casa, él era un muchacho tranquilo...en la noche aquí hay fiebre (carreras de carros clandestinas) y eso", dijo entre lágrimas Rosario.

 El plan de vigilancia en el cual se integra personal de las divisiones de Patrullas de Carreteras y de Operaciones Tácticas terminó a las 3:00 a.m., 15 minutos antes de que ocurriera el tiroteo, confirmó el comandante, quien adelantó que se van a afinar detalles para estructurar un nuevo método preventivo.

 De su lado, el alcalde de Las Piedras, Miguel “Mikey” López, informó que a pesar de que en el sector estaba operando un plan de vigilancia entre la policía estatal y la municipal, para evitar brotes de violencia, no pudieron evitar la matanza.

“Son situaciones que pasan que a veces no tenemos control y estas personas que ya están premeditadas a lo que vienen. Así que lamentablemente pasan estas cosas que no queremos que pasen en nuestro pueblo, pero eso es lo que vivimos día a día en éste país”, agregó López, quien se reunió brevemente con Meléndez para prevenir más violencia producto de una posible venganza.

También, el ejecutivo municipal, hizo un llamado al superintendente, Héctor M. Pesquera, para que aumente la cantidad de policías en el cuartel estatal donde labora alrededor de una veintena de agentes.

 “Estamos solicitando para que hayan más efectivos de la Policía, La Piedras tiene alrededor 20 a 21 policías estatales… cualquier alcalde desearía que le mandaran la mayor cantidad posible pero por lo menos, que dentro de las cosas que están sucediendo, que seamos justos y que se envíen, dentro de las limitaciones que tiene la Policía, los que puedan”, sostuvo López, quien dijo que cuenta con 30 policías municipales.

 
Se registra sexta masacre del 2013 en Las Piedras

La matanza se reportó en la intersección de las carreteras PR30 y la salida hacia la carretera PR-198, cerca del estacionamiento de una gasolinera, en Las Piedras.

 La escena que se tardó nueve horas en ser levantada por las autoridades estuvo rodeada por decenas de curiosos, algunos de ellos que comentaron que debían decretarse un toque de queda para evitar este tipo de desgracias.

 Otros ciudadanos hablaban por lo bajo, cómo en medio del caos, cuando comenzaron a escucharse las detonaciones de los rifles, hubo personas que salieron hasta gateando por el piso para buscar refugio entre las ráfagas de disparos para salvar sus vidas y de cómo el área parecía una zona de guerra por la cantidad de casquillos y de orificios en las paredes.

 Los heridos fueron identificados como Ángel Meléndez Martínez, de 20 años, quien sufrió una laceración en la cabeza; Avián Reyes Rivera, de 19, herido en la pierna derecha y Emmanuel Castro Burgos, de 20, quien recibió un disparo en el muslo izquierdo. La condición de los tres es estable.

 Tres vehículos estacionados en la gasolinera entre los cuales se encontraban las víctimas, que fueron descritos como un Toyota Corolla del 2009, Hyundai Accent del 1996 y un Mitsubishi Mirage del 2001, se ocuparon para fines periciales.

 Con estas muertes, en lo que va del 2013, han ocurrido en la isla 316 asesinatos, 19 menos, que los reportados a esta misma fecha durante el 2012, según estadísticas de la Superintendencia Auxiliar en Operaciones Estratégicas.

El agente de la División de Homicidios Miguel Sánchez y la fiscal Inés Escobales se hicieron cargo de la pesquisa. Al cierre de esta edición no se había realizados arrestos relacionados con la matanza.


 “Son situaciones que pasan que a veces no tenemos control y estas personas que ya están premeditadas a lo que vienen. Así que lamentablemente pasan estas cosas que no queremos que pasen en nuestro pueblo, pero eso es lo que vivimos día a día en este país”, agregó López, quien se reunió brevemente con Meléndez para prevenir más violencia producto de una posible venganza.

 También, el ejecutivo municipal, hizo un llamado al superintendente, Héctor M. Pesquera, para que aumente la cantidad de policías en el cuartel estatal donde labora alrededor de una veintena.


El agente de la División de Homicidios Miguel Sánchez y la fiscal Inés Escobales se hicieron cargo de la pesquisa.

Tags

matanzamasacreLas Piedras