Sin abogados los acusados de asesinato del excatedrático

Por Daileen Joan Rodríguez 11/20/2013 | 05:38 p.m.
Salvador Benito Toledo Marrero, Alex Matos Jusino y Brenda Moyá Barbosa están acusados por la muerte del abuelo de la mujer, Jaime Moyá. (Montaje)  
Los imputados no pudieron ser representados por abogados de la Sociedad para la Asistencia Legal (SAL) debido a que surgió un posible conflicto de interés.

Mayagüez.-  Sin abogados. Los tres imputados de haber asesinado al ex catedrático Jaime Moyá Quintana, de 88 años, serán referidos por el Estado a ser representados por un abogado de oficio, de poder probar que no son aptos económicamente para contratar a quien los defienda.

Hoy durante la vista preliminar,  ni la nieta del occiso,  Brenda Moyá Barbosa,  ni otro de los imputados, Alex Matos Jusino,  pudieron ser representados por abogados de la Sociedad para la Asistencia Legal (SAL) debido a que surgió un posible conflicto de interés.

Así lo dejó saber el licenciado Julián Claudio, director de SAL en Mayagüez,  destacando que se había entrevistado con la nieta del occiso para representarla, sin saber que Matos Jusino había recibido los servicios de representación por parte de la organización en un caso reciente, por lo que no fue hasta hoy que supo que podría darse un conflicto ético, pues el abogado ya estaba comprometido con la versión de Moyá Barbosa.

 
Sin abogados los acusados de asesinar al excatedrático

Los imputados no pudieron ser representados por abogados de la Sociedad para la Asistencia Legal (SAL) debido a que surgió un posible conflicto de interés.


Tanto la familia de Moyá Barbosa,  como los familiares de Matos Jusino y el tercer imputado,  Salvador Benito Toledo Marrero,  se declararon imposibilitados económicamente para pagar un abogado. No obstante, aún falta que se pueda probar que Toledo Marrero es indigente –para recibir el beneficio de una representación gratuita- porque hoy no se le pudo entrevistar debido a que la ruta del sumariado salió antes de que pudiera procesarse la solicitud.

Durante este semana o la próxima el estado estará evaluando su caso, para entonces asignarles a todos un abogado de oficio para garantizarles sus derechos y un debido proceso judicial.  La jueza Ivelisse Zapata citó a las partes para el 2 de diciembre para dar inicio al proceso, en el cual los imputados enfrentan cargos por asesinato en primer grado,  secuestro,  violación a la ley de armas, robo, tentativa de sacar dinero de una ATH y destrucción de evidencia.

Los hechos ocurrieron el 7 de noviembre,  cuando intentaron que el octogenario les diera una suma de $800 y al negarse lo secuestraron para que sacara dinero de su tarjeta de crédito. Moyá Quintana fue encontrado en una barranca muerto, en la PR 109 del barrio Miraflores en Añasco con sobre 60 heridas punzantes. 

Tags

asesinatoMayagüezAñasco