Sumidos en el dolor por sus hijos en Aguada

Por Daileen Joan Rodríguez 09/03/2013 |
Familias de los jóvenes muertos estaban todavía ayer procesando la tragedia que les cambió la vida para siempre.(Archivo)  
El sepelio de este se está coordinando en la funeraria San Antonio de Isabela.

Aguada. El dolor de perder a sus hijos lo han mantenido dentro de la casa, donde nadie se entremeta en su proceso de aceptación.

Sumidos en su pena, los padres de los tres jóvenes que murieron calcinados la madrugada del domingo, a consecuencia de un fatal accidente de tránsito ocurrido en la carretera PR-115, sobre el puente del río Culebrinas en Aguada, se presentaron ayer al Instituto de Ciencias Forenses (ICF) para dar muestras de ADN y entregar placas dentales de sus respectivos hijos.

Según el protocolo, el ICF requiere que los cadáveres de personas cuyo estado es irreconocible, como es el caso de los cuerpos calcinados, vayan acompañados de una querella de persona desaparecida. Pero ayer la oficina de prensa de la comandancia en Aguadilla no pudo certificar que los familiares hubieran presentado la documentación solicitada para hacer las querellas correspondientes a: Freddie Hernández Cruz, de 20 años; Argenis Cruz Hernández, de 30; y su novia Lianjelis Vélez Olivencia, de 20 años.

En el caso de los varones, Primera Hora supo que sus respectivos padres tuvieron que llegar hasta el ICF en San Juan para llevar las placas dentales, puesto que los técnicos no podían diferenciar entre los restos de Freddie y Argenis por su estado de calcinación. No obstante, los padres de Lianjelis pudieron presentarse en el ICF en Mayagüez, dado el caso que era el único cuerpo femenino en el vehículo y su cartera fue hallada en buen estado.

Allí, aunque la madre de la joven dijo no estar disponible para hablar del caso, este diario supo que el trío de jóvenes había salido de celebrar la noche del sábado la boda del hermano de Argenis y lo siguieron para un cumpleaños en el negocio Rompeolas en Aguadilla, donde se unieron con Josean Feliciano González, la cuarta víctima de esta tragedia.

Lianjelis y Argenis eran novios y tenían planes de mudarse juntos esta semana. “Estaban buscando apartamento”, confirmó Christina Pabón, hermana de crianza de la joven empleada en facturación en Bio Imágenes Médicas, en Mayagüez. Esta dijo que el ICF les había notificado que “a más tardar el miércoles o jueves ya les dan los resultados (de las pruebas de ADN)” y así poder llevar a cabo el sepelio.

Milagros Carrero, madre de Christina, destacó que Lianjelis y su madre, Linda Olivencia, “siempre estaban juntas en todo. Habían estudiado juntas lo mismo en POPAC en Mayagüez y se graduaron a la misma vez. Ambas mujeres, bien sacrificadas”, dijo.

Aparentemente Argenis y Lianjelis se conocieron en el trabajo, pues laboraban en el mismo lugar. Doris Hernández, tía del hombre de 30 años, dijo que la familia ha pedido espacio.

Los padres de Argenis -el menor de tres hijos- lideran la Iglesia Faro de Luz en el sector Guerrero de Aguadilla. El sepelio de este se está coordinando en la funeraria San Antonio de Isabela.

Una mujer, que solo se identificó como allegada de Freddie, el otro joven de Aguadilla, señaló que “la familia ha pedido espacio. Están destrozados, no quieren hablar con nadie”.

Tags

Aguada