Supremo cantazo a un juez machista

02/18/2013 |00:44 a.m.
Extracto del documento que contiene la decisión de la jueza. (Archivo)  
Líderes aseguran que decisión del Supremo valida quejas de falta de sensibilidad en tribunales.

Líderes feministas y la procuradora de las Mujeres elogiaron ayer una decisión del Tribunal Supremo que revocaba al juez superior Ismael Colón Pérez al entender que actuó parcializado por sus creencias en un caso de violencia doméstica.

No obstante, todas alertaron que aún queda trabajo por realizar, tanto desde las escuelas como en todos los niveles de la Rama Judicial, para evitar que se sigan arrastrando conceptos equivocados sobre el ciclo de violencia de género y para que en los tribunales del país no se continúe perjudicando a las víctimas.

Amárilis Pagán, directora del Proyecto Matria, dijo que hay precedentes para radicar sanciones  contra el juez Colón Pérez y que se debe revisar su historial.

Además, indicó que  le toca ahora al juez presidente del Tribunal Supremo, Federico Hernández Denton, asegurarse de que hay un proceso de sensibilización y educación continua  de jueces,   alguaciles y todo el personal que trabaja con las víctimas.

“Hace más de una década... se hizo un plan para trabajar con el discrimen, pero según pasó el tiempo…  no hubo un seguimiento adecuado. Estamos hablando de que esto no se resuelve con dar un taller una vez al año. Esto tiene que ser a largo plazo”, declaró en una entrevista telefónica con Primera Hora.

Por su parte, la procuradora de las Mujeres, Wanda Vázquez, catalogó el escrito de la jueza Liana Fiol Matta como “una extraordinaria decisión”.

“Nosotros veníamos señalando deficiencias...  y esas preocupaciones han sido validadas con esa decisión del Tribunal Supremo, donde se dice que los jueces no pueden tomar decisiones basadas en creencias personalistas, sino que tienen que escuchar la prueba de forma imparcial”, manifestó. 

Vázquez dijo que le “consta” que la Oficina de Administración de los Tribunales (OAT) hace un esfuerzo en ofrecer talleres sobre el manejo de casos de violencia de género y, con su oficina y otras agencias, trabajan para erradicar prejuicios, pero todavía quedan  esfuerzos por emprender. Señaló que también se busca abrir nuevas salas especializadas en violencia de género porque solo hay en los tribunales de Bayamón, San Juan y Utuado.

 Verónica Rivera, presidenta de la Comisión de la Mujer del Colegio de Abogados, destacó que los jueces y las juezas no pueden quedar impunes cuando no le dan peso a la prueba y se dejan llevar por sus creencias.  

“Que los jueces del Supremo estén emitiendo sentencias como esta es sumamente importante porque guía a la Rama Judicial y guía a la OAT. Yo exhortaría a abogados y abogadas a que la usen como fundamento en sus casos”, indicó.

El juez Colón Pérez le cuestionó a una mujer que reclamaba daños tras ser víctima de violencia, antes de escuchar la prueba, y le dijo que debía olvidar lo sucedido. El caso llegó al Supremo y Fiol Matta dijo que el juez fue “poco prudente y desacertado” en sus acciones y “estaba predispuesto a no favorecerla”, por lo que ordenó un nuevo juicio.