Termina testimonio del agente investigador en el juicio de Jeanpeca

Por Cynthia Lopez Cabán / cynthia.lopez@gfrmedia.com 08/26/2013 | 08:22 p.m.
En el interrogatorio del fiscal Ángel García Rodríguez las preguntas estuvieron dirigidas a aclarar algunos puntos sobre la rueda de identificación.

Caguas- El agente investigador Jesús Torres Ramírez señaló esta tarde que usó cadetes de la Academia de la Policía para realizar la rueda de identificación en la cual varios testigos identificaron a Jean Carlos López Carrasquillo como la persona que disparó contra Jan Carlos Alvarado Martínez en una fiesta en la urbanización Sabanera la madrugada del 29 de junio de 2012.

Pero los testigos que identificaron al joven, que ahora tiene 18 años, no se encontraban en el área donde ocurrió el incidente, según se desprende del contrainterrogatorio realizado por el abogado Carlos T. Rodríguez Cruz.

Este lunes, en la continuación del juicio que se sigue contra López Carrasquillo por la muerte de Alvarado Martínez, en el Tribunal de Caguas, Torres Ramírez indicó que Nicolás Icenberg, el dueño de la casa donde se realizó la fiesta, había salido de la casa cuando Yankee, como se le conocía a Alvarado Martínez, recibió el disparo en el pecho, que le provocó la muerte.

Cuando regresó a su residencia encontró a Yankee en el suelo con sangre en el pecho.

Otra muchacha, Bárbara Rodríguez, quien tomó fotografías de los asistentes a la fiesta, tampoco vio al acusado disparar, ni estaba en el momento del disparo.

En el caso de Bárbara, el agente Torres Ramírez explicó que la entrevistó por teléfono mientras la joven se encontraba con su familia en Fajardo y que no tomó notas de ese intercambio.

"No está escrito nada de Bárbara", respondió el agente de la División de Homicidios, del Cuerpo de Investigaciones Criminales, de la Policía de Caguas.

La otra testigo que identificó al acusado, Génesis Otero, se encontraba en el cuarto donde se mantenía la bebida. Cuando llegó al área del comedor supuestamente observó a Jeanpeca, como se le conoce al acusado, con el arma en la mano, de acuerdo a su testimonio.

Ante un jurado, compuesto mayormente por mujeres, Torres Ramírez también reconoció que la rueda de identificación se realizó con cadetes mayores de 18 años, pese a que el acusado en ese momento tenía 17 años.

Al primer testigo le tomó dos minutos identificar a López Carrasquillo y a los otros un minuto, a pesar de que tenían que recorrer un pasillo para llegar a la oficina donde se realizó la rueda de identificación.

En el interrogatorio del fiscal Ángel García Rodríguez las preguntas estuvieron dirigidas a aclarar algunos puntos sobre la rueda de identificación.

Para el proceso se usaron dos oficinas separadas. En una se realizó el "line-up" y en otra se mantenían a los testigos después de identificar al sospechoso.

Torres Ramírez señaló que cada vez que se realizaba una identificación, las personas que participaban en la rueda de identificación cambiaban de posición y de número.

El agente, además, indicó que en su investigación no surgió información sobre unos supuestos disparos que se realizaron en la urbanización Sabanera, donde se celebraba la fiesta, posterior al incidente.

El informe del Sistema de Emergencias 9-1-1, que se preparó a raíz de la llamada que realizó Christopher Rivera, tiene una anotación donde se establece que la ambulancia del Sistema de Emergencia Municipal no iba a entrar al lugar hasta que llegara la Policía porque se escuchaban disparos.

También consigna una discusión entre López Carrasquillo y Alvarado Martínez.

Pero ninguno de los entrevistados por el agente investigador informó sobre los supuestos disparos y sobre la discusión entre el acusado y la víctima.

El juicio, que preside el juez Roberto Angleró Ortiz, sigue jueves en la tarde.

Contra López Carrasquillo pesan un cargo de asesinato y cinco violaciones a la Ley de Armas por la muerte de Alvarado Martínez, quien ayudaba con la música en una fiesta que se realizaba en la urbanización Sabanera.