Testifican que huella de Aida de los Santos está en cuchillo

Por Cynthia Lopez Cabán / cynthia.lopez@gfrmedia.com 06/24/2013 |02:43 p.m.
Aida de los Santos Pineda enfrenta cargos por la muerte de Georgina Ortiz. (Archivo)  
El cuchillo, que las autoridades han identificado como el arma homicida tiene dos fragmentos de huella.

El técnico de huellas dactilares de la Policía, Víctor Reyes, declaró este lunes en la mañana que uno de los dos fragmentos de huellas que había en el cuchillo que se utilizó supuestamente para asesinar a Georgina Ortiz Ortiz, pertenece a la empleada doméstica Aida de los Santos Pineda.

En la continuación del juicio que se sigue contra de los Santos Pineda en el Tribunal de San Juan, contra quien pesan cargos de matar a su jefa en concierto y común acuerdo con otra persona quien no ha sido identificada, Reyes declaró que como parte de su análisis examinó la huellas de Carlos Irizarry Yunqué, exjuez del Tribunal Supremo y ahora viudo de Ortiz Ortiz.

Ante un jurado integrado por diez mujeres y dos hombres, así como cuatro suplentes, Reyes explicó que el análisis de las huellas de Irizarry Yunqué y de Ortiz, quien arrojó un resultado negativo, se hizo previo a la comparación de las huellas de la empleada doméstica.

A preguntas de la fiscal Elba Acevedo Pérez, el testigo también detalló que antes de comparar las huellas dactilares de la acusada con el único fragmento de huella con "valor identificativo" corrió esa huella en un programa de la Policía, que contiene las huellas de personas con antecedentes penales.

El cuchillo, que las autoridades han identificado como el arma homicida tiene dos fragmentos de huella. Un fragmento pertenece a de los Santos Pineda, según la Policía. El otro fragmento no se pudo identificar porque no tiene el mínimo de las ocho características necesarias para realizar una identificación positiva.

En esa comparación que hizo el sistema de la Policía, según Reyes, surgieron diez posibles sospechosos, cuyas huellas dactilares tenían algunas características similares a las que tiene la huella encontrada en el cuchillo.

Pero después de analizar estos posibles sospechosos, Reyes descartó su relación con el arma homicida.

Indicó, ante la jueza Eloína Torres Cancel, que preside la sala 1105, que cuando comparó la tarjeta de huellas de la acusada con la fotografía del fragmento de huella descubrió que las huellas eran compatibles.

Específicamente la huella, afirmó Reyes, pertenece "al dedo del medio de la mano derecha" de la acusada.

"Yo le marqué ocho, pero quedan dos características más que pudieron ser marcadas", respondió sobre el proceso de análisis de la huella.

El juicio sigue en la tarde con el contrainterrogatorio al técnico de huellas dactilares.