Testificará por circuito cerrado niño encontrado moribundo en Rincón

Por Daileen Joan Rodríguez 12/11/2013 |10:35 p.m.
Tanto el bufete Calderón Cestero y Asociados en representación de Yaneli, como el licenciado Hilton García Aguirre en defensa de Javier, habían presentado otras mociones para que se desestimaran los cargos al amparo de la Regla 64P del procedimiento criminal, argumentando que no existe prueba en los delitos imputados. (Archivo)  
El juez Iván Román Gonzalez emitió seis resoluciones, entre las que favorece la petición de la defensa de Yaneli Lecona López y Javier Alvarez Luciano, para separar el juicio.

Aguadilla. Testificará el niño.

El juicio contra la madre y el padrastro del niño encontrado moribundo en un cilindro de lavadora, abandonado en una playa en Rincón el pasado 26 de agosto, se verán por separado y se estableció que procede la utilización del circuito cerrado para recibir el testimonio del testigo estrella: el niño

El juez Iván Román Gonzalez emitió seis resoluciones, entre las que favorece la petición de la defensa de Yaneli Lecona López y Javier Álvarez Luciano, para separar el juicio, aunque ya el ministerio público evalúa acudir al circuito de apelación. 

La directora del Programa Psicosocial del Hospital Pediátrico del Centro Médico, Dra. Yanira Carmona Quiñones, había recomendado al tribunal que no pusiera al menor a declarar y que de ser necesario, lo hiciera por circuito cerrado.

“La prueba desfilada demostró que el frágil estado emocional del menor crea un riesgo inminente de daño en su psiquis en caso de que fuera referido para testificar frente a sus agresores”, resolvió el tribunal.

Tanto el bufete Calderón Cestero y Asociados en representación de Yaneli, como el licenciado Hilton García Aguirre en defensa de Javier, habían presentado otras mociones para que se desestimaran los cargos al amparo de la Regla 64P del procedimiento criminal, argumentando que no existe prueba en los delitos imputados. 

En el caso de Javier, se pidió desestimación de cargos por maltrato de menores y ley de armas (por supuestamente agredir al menor con el bate que presentó como evidencia el ministerio publico). En cuanto a Yaneli para que se desestimen los cargos por negligencia y encubrimiento.

“En ambas solicitudes el juez las declaró sin lugar, por lo que se ordenó la continuación de los procedimientos”, señaló la fiscal Silda Rubio. La resolución expresa que “la prueba desfilada en vista preliminar (contra Javier) fue suficiente en derecho y hace probable la comisión del delito”.

Sobre Yaneli el tribunal determinó que “conocía con exactitud de la información que estaba proveyendo y tenía la intención de esconder la verdad”.

Reacciona la defensa

La licenciada Alba Calderón Cestero dijo estar en espera del descubrimiento de prueba -por parte de fiscalía- necesaria para la vista de seguimiento pautada para el  19 de diciembre, para ver si falta otra documentación antes del juicio.

Aunque dijo no haberse reunido con Yaneli luego de la vista de necesidad para determinar si el niño debía testificar, sostuvo que su cliente se mantiene bajo tratamiento psicológico por la impresión recibida tras las declaraciones de la Dra. Carmona Quiñones, quien dejó entrever que el menor ha expresado temor hacia su madre y su padrastro.

“Ella (Yaneli) dice que ese no es su niño (el que describió la doctora). Le afectó mucho lo que dijo la psicóloga”, acotó.

Por su parte, el licenciado García Aguirre dijo estar analizando recurrir al tribunal apelativo para lograr la desestimación de los cargos. “Si existe la prueba, los fiscales no la presentaron”, dijo. 

Adelantó que estará presentado otras mociones, ahora que los juicios serán por separado.