Testimonios de implicados en crimen de publicista no fueron juramentados estatalmente

12/06/2012 | 04:38 p.m.
Edwin Torres Osorio, Rubén Delgado Ortiz, Lenisse Aponte Aponte y Alejandra Berríos son los cuatro implicados en el asesinato de José Enrique Gómez Saladín. (Montaje)  
Este medio supo que la disputa la libraron la fiscalía de Caguas y la Policía de Puerto Rico.

En pleno fragor de la investigación en torno al asesinato del publicista José Enrique Gómez Saladín, se libró una batalla de poder a puerta cerrada entre la fiscalía de Caguas y la Policía de Puerto Rico, todo después de que las autoridades federales decidieran acoger la jurisdicción del caso el martes en la mañana.

Este medio supo que la disputa la libraron la fiscal Yaritza Carrasquillo, quien trabajó el caso junto a sus colegas Edmanuel Santiago y Maribel Mojica, y el comandante Eliecer Colón, adscrito a la Comandancia de Caguas. Esta lucha de poder provocó que no se le tomaran declaraciones juradas a los dos varones, porque, una vez el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas inglés) asumió control de la pesquisa, Colón abortó una orden de Carrasquillo para que un policía corroborara parte del testimonio de uno de los detenidos.

"Fue una falta de respeto al trabajo y el esfuerzo de todos los fiscales. Eso sin contar con las atribuciones que se tomó la Policía para detener las instrucciones impartidas por un fiscal", dijo la fuente con conocimiento de todo lo ocurrido.

El informante explicó que ante la posibilidad de que los cuatro implicados: Edwin Torres Osorio, Rubén Delgado Ortiz, Lenisse Aponte Aponte y Alejandra Berríos, sean acusados a nivel estatal por el asesinato del publicista -las acusaciones a nivel federal son por fraude bancario y “carjacking”-, la fiscalía no tendría como presentar los cargos al no tener las declaraciones juradas de los dos hombres, ni contar con testigos oculares.

El equipo de fiscales se dividió las tareas investigativas, según se supo. Santiago y Mojica comenzaron el caso desde el mismo viernes y a Carrasquillo le tocó sacarle las confesiones de Torres Osorio, alias Bebo, y a Delgado Ortiz.