Tremendo pleplé en pleno cuartel en Corozal

02/23/2013 |
A la agente María Laureano Otero se le radicaron cargos por Ley 54, mientras que al sargento, a quien no se le identifica por ser víctima de agresión, se le dio una orden de protección. (Archivo)  
Una agente agredió a su ex pareja, quien es sargento, en el cuartel de Corozal.

¿Ley y orden?

La Policía desarmó el pasado lunes a tres agentes luego que se reportara un incidente de violencia de género en pleno cuartel del distrito de Corozal.

Según detalló la agente Lilliam Rodríguez, de la Oficina de Prensa de la región policiaca de Bayamón, una de las agentes llegó hasta el cuartel a eso de la 1:45 a.m. del lunes y discutió con un sargento en presencia de otra compañera de labores.

La ofensora fue identifica en el informe de novedades como María Laureano Otero. Presuntamente, esta agente discutió con el sargento que estaba a cargo del turno de 8:00 p.m. a 4:00 a.m. El hombre no fue identificado porque se le catalogó como una víctima.

“Ella (Laureano Otero) tiene una discusión con su ex pareja consensual, en la que le manifiesta palabras soeces y lo agredió en la cabeza con sus manos. Todo esto en presencia de la agente Jessica Rosado”, precisó Rodríguez.

Por los hechos, a la mujer policía se le radicaron cargos por violación a la Ley 54 de Violencia Doméstica. Le impusieron una fianza de $15,000, la cual prestó a través de la Oficina de Servicios con Antelación al Juicio (OSAJ).

Además, la jueza Elsie Ochoa Acosta concedió una orden de protección contra el sargento afectado.

Rodríguez explicó que, como parte de la investigación policiaca, el sargento y Rosado, quien fungía de retén del cuartel de Corozal cuando ocurrieron los hechos, también fueron desarmados. No obstante, explicó que se supone que a ambos ya les hayan devuelto sus armas, pues eran la víctima y la testigo.

El caso lo investigó el sargento Luis E. Martínez Rivera, del cuartel de Naranjito, ya que los implicados laboraban en el cuartel donde ocurrieron los hechos. Actualmente, la pesquisa quedó en manos de la agente Ada Delgado, de la División de Violencia Doméstica.

Tags

Corozal