Tribunal Supremo ordena a líder mita someterse a prueba de paternidad

01/17/2012 | 06:46 p.m.
Samuel Beníquez Méndez mantiene un pleito contra el líder mita Aarón, en la foto, en el que alega que es su padre. (END/Archivo)  
La información la dieron a conocer los portavoces de Fundación Gaviota y Fundación Artículo II.

El Tribunal Supremo de Puerto Rico ha confirmado la sentencia del Tribunal de Apelaciones que obligaría a Teófilo Vargas Seín, también conocido como Aarón, el principal líder mundial de la  Congregación Mita, a someterse a una prueba de paternidad en el caso de  filiación incoado contra él por Samuel Beníquez Méndez y su madre natural Antonia Beníquez.

La información la dieron a conocer los portavoces de Fundación Gaviota y Fundación Artículo II, organizaciones que abogan por los derechos de las víctimas de crímenes de odio, la separación de Iglesia y Estado, la transparencia financiera y el respeto a los derechos humanos en las instituciones religiosas.

"Estamos  profundamente satisfechos de que, por encima de todo el poder económico y político ejercido por la Junta Directiva de la Congregación Mita y sus empresas para evitarlo, por encima de todos los actos de violencia, discrimen e  intimidación cometidos contra Samuel, su pareja Alexánder, familia cercana, su mamá "Toñi" y otras  personas decentes con el objetivo expreso de evitar este desenlace, la verdad  saldrá a la luz y Samuel y su mamá "Toñi", al igual que otras víctimas de este depredador empezarán a ser saciados en su sed de justicia y reivindicados ante un país que, con raras excepciones, prefirió mirar de lado, dejándolos solos en su lucha", sostuvo uno de los portavoces de Fundación Artículo II, Rafael Ruiz Ayala.

De  acuerdo con Thomas Bryan de Fundación Gaviota, "la investigación del caso por parte de nuestras entidades ha producido prueba robusta y convincente de que el máximo líder mita, al poco tiempo de ascender a su posición, embarazó a Antonia Beníquez, entonces una joven miembro de la banda de la congregación".

Agregó que poco tiempo después de los hechos, para preservar su posición de liderato, mediante coacción y amenaza, Vargas Seín la obligó a declarar falsamente ante un tribunal de adopciones en 1973 diciendo que desconocía quién era el padre del niño y a entregarlo en adopción.  

"Hoy gracias al excelente trabajo del representante legal de Samuel en el caso de filiación, el licenciado Nicolás Nogueras, hijo, el propio cuerpo de Vargas proveerá prueba más allá de toda duda razonable", indicó.

Bryan advirtió que los resultados de esa prueba no solamente servirán para que Vargas Seín tenga que rendir cuentas sino que obligará en su día a todos aquellos que participaron de este esquema en un momento u otro "empezando por la presidenta de la Corporación Los Hermanos, Rosinín Rodríguez y el representante Luis Raúl Torres", a enfrentar las consecuencias jurídicas, políticas y económicas de su proceder "inmoral, abusivo y corrupto" a través de todo este tiempo.

Ruiz Ayala pidió a los feligreses de la congregación mita "mantener la calma ante la situación que enfrentará de ahora en adelante su principal líder".