Víctima de balacera de anoche en Cayey tenía expediente criminal

Por Javier Colón Dávila / javier.colon@gfrmedia.com 06/06/2013 | 06:17 p.m.
La Policía se encuentra buscando cámaras de seguridad en el área del doble asesinato. (tony.zayas@gfrmedia.com)  
Ricardo Rodríguez Rivera, según el registro de la Policía, tiene récord delictivo por tentativa de asesinato y violación a la Ley de Armas por un caso del 2010.

La Policía en el área de Guayama concentra la investigación en torno al doble asesinato ocurrido este jueves en la madrugada en Cayey, en la persona de una de las víctimas mortales y en un incidente con herido de bala ocurrido unas horas antes, también en Cayey.

Este medio supo que Ricardo Rodríguez Rivera, de 21 años, era el objetivo del hombre enmascarado que lo sorprendió a él y a varios comensales en un negocio de tripletas ubicado frente al estacionamiento de la compañía Coca-Cola en Cayey, a las 12:40 a.m.

Rodríguez Rivera, según el registro de la Policía, tiene récord delictivo por tentativa de asesinato y violación a la Ley de Armas por un caso del 2010.

 Se intenta corroborar si Rodríguez Rivera, quien residía en la urbanización Praderas del Plata en Cayey, fue víctima de un robo domiciliario en mayo del año pasado, cuando resultó herido de arma blanca en ambos costados.

 Una de las teorías que maneja la Policía es la posibilidad de que su muerte esté relacionada a un incidente en que resultó herido de bala Juan Aponte Peláez, de 21 años, a las 9:40 p.m. del miércoles en el caserío Luis Muñoz Morales en Cayey.

En ese mismo caserío, el martes, el hermano de este hombre, Pedro Aponte Peláez, recibió impactos de bala e las 9:15 a.m. frente al edificio 13.

 Aponte Peláez fue diagnosticado con heridas de bala en el lado izquierdo del pecho, área del abdomen y en el lado izquierdo de la pierna, muslo y nalga, pero su condición es estable y fue referido al Centro Médico en Río Piedras.

En la huída, los sicarios comenzaron a disparar para todos lados desde un vehículo en movimiento, y dos de las balas impactaron a un niño de 10 años que jugaba en la marquesina de la residencia de su abuela en el sector San Tomás.

El sargento Harry Solivan, jefe de Homicidios en Guayama, explicó que aunque no tienen prueba directa que relacione a Rodríguez Rivera con estas balaceras, "tampoco se descarta". Solivan precisó que una división en la organización que controla el narcotráfico en el caserío Muñoz Morales ha provocado las balaceras.

En el tiroteo de esta madrugada perdió la vida también O'Neill Meléndez Coto, de 19 años y residente del barrio Rincón en Cidra. Resultaron heridos de bala una chica de 15 años y Héctor Iván Nogueras Feliciano, de 29 años, quien está estable.

La quinceañera, quien se encontraba allí con su familia, está en condición de cuidado en el Centro Médico en Río Piedras, tras ser intervenida quirúrgicamente por una herida recibida en el abdomen.

La Policía confirmó que en el área del crimen hay cámaras de seguridad, pero ninguna funciona, por lo que tienen que dirigir la pesquisa en otra dirección.


Tags

asesinatoCayey