Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Caen más implicados en carjacking en zona este del país

Por Maribel Hernández Pérez 02/14/2018 |11:45 p.m.
Contra el joven adulto pesaban órdenes de arresto estatales y federales. (Archivo)  
La Policía busca como aguja en un pajar a presunto líder de pandilla, apodado Casper, que se dedica a robar carros a mano armada.

La Policía arrestó ayer a  Julio Henry de León, de 21 años, a quien se le atribuye ser uno de los cabecillas de una  pandilla implicada en más de una veintena de robos a mano armada de vehículos de motor.

El teniente coronel José J. García Díaz, comandante auxiliar del área policial de Caguas, dijo que contra el joven adulto pesaban órdenes de arresto estatales y federales.

Henry de León, quien fue arrestado en  las parcelas Las Pinas en el barrio Gurabo Abajo en Juncos, según la Policía tenía en su poder  una pistola marca Sig Sauer calibre 9 milímetros, marihuana, balas, un cargador, un chaleco antibalas y $205 en efectivo.

Una vez sea acusado  en el tribunal estatal,  su custodia será entregada al FBI.

Además, la Policía intervino antier con un adolescente de 16 años, presunto integrante  de la organización criminal liderada por Edwin O. González Caraballo, alias  Casper.

El joven, según la Policía,   admitió su participación en cinco carjacking, de los cuales en dos de los casos se le imputaron faltas; el chico  quedó bajo custodia del FBI.

González Caraballo está  fugitivo. “Este es el resultado de la investigación de los casos de los robos que ha habido por carjacking en el área de Caguas, San Lorenzo, Gurabo y la carretera  PR- 30 donde se identifica a un grupo de individuos cometiendo crímenes violentos”, manifestó  García Díaz.

Asimismo, el comandante policial  informó que se diligenció una orden de allanamiento en una casa de la barriada Morales en Caguas, donde se ocupó un rifle AK-47, una pistola, cinco cargadores, un tambor de balas y más de 200 balas.

En ese inmueble  se arrestó a una mujer de 21 años, quien es esposa del sospechoso de ser el dueño de las armas, pero él  escapó en ropa interior  por un orificio que había en la casa.

Esta pareja tiene un caimán y un perro pastor alemán abandonados,  por lo que  no se descartó que la acusen por  violar la Ley 154 para el Bienestar y Protección de los Animales.

Regresa a la portada