Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Revelan el perfil de los “carjackings” en la Isla

Por Maribel Hernández Pérez 03/13/2018 |01:59 p.m.
Durante los primeros dos meses del año se reportaron 130 de estos delitos y se arrestaron 44 individuos.

El espíritu de competencia entre adolescentes y adultos jóvenes en el mundo delictivo es uno de los perfiles levantados por las autoridades sobre los delincuentes que durante los primeros dos meses del año han cometido 130 “carjackings”.


Durante una conferencia de prensa encabezada por el secretario del Departamento de Seguridad Pública (DSP), Héctor M. Pesquera, y el comisionado interino del Negociado de la Policía, Henry Escalera Rivera, entre otros funcionarios, se volvió a anunciar la desarticulación de una organización en Juncos, la cual estaba liderada por Omar Gómez Caraballo, conocido como Casper, otra en Carolina y un tercer grupo criminal de Cataño dedicadas a cometer estos delitos, cuyos miembros tenían de 15 a 22 años, durante el mes pasado.

Los funcionarios atribuyeron una disminución de diez de estos delitos menos en el mes de febrero a la intervención con estos pandilleros.

De los 44 arrestos efectuados, 18 de los casos fueron referidos al Negociado de Investigación Federal (FBI) y uno a la Agencia Federal de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés).

El teniente coronel José Rosario Polanco, comisionado de Investigación Criminal, sostuvo por su parte, que un 55% de estos delitos han sido esclarecidos y, dentro de la labor conjunta con agencias federales, no solo se desarticularon las organizaciones sino que también se radicaron tres asesinatos cometidos en Santurce, Cayey y Caguas, como había sido reseñado.

Del total de los  carjacking de este año, 96 se cometieron con armas de fuego, 19 con arma blanca, 13 mediante amenaza, uno con una jeringuilla y uno con un dispositivo electrónico.

También se reveló que 83 de las víctimas fueron hombres y 44 mujeres.

Como parte de la pesquisa se han recuperado 83 de estos vehículos intactos, los cuales fueron usados para cometer otros delitos, se entregaron a otras organizaciones criminales para transportar armas de fuego, cometer asesinados y en pocos casos para desmantelarlos para vender sus piezas.

“Estos grupos buscaban sentido de aceptación, buscando una competencia y riñas entre ellos. Muchos de los 130 vehículos aparecieron completos, surge que los hurtaban por el mero deseo de adquirir el vehículo, pasaban y los veían y decían: 'yo me quiero montar en esa guagua y me la quiero llevar', solo por el sentido de adquisición de forma ilícita”, detalló Rosario Polanco.

De su lado, Pesquera, reafirmó en que estos son delitos de oportunidad y exhortó a la ciudadanía a evitar distraerse para evitar ser blanco de estos delincuentes.

“Esto es un crimen de oportunidad y distinto a lo que yo creía, porque yo mismo me equivoqué, a quien más le han hecho carjacking es a los hombres no a las mujeres, pero sigue siendo de oportunidad. Cuando el criminal vea que la persona es más susceptible a que le pase, que no le pelee, que no le haga nada, ahí es que van a cometer el delito, pero decir que la culpa es del ciudadano, jamás”, manifestó Pesquera, quien no respondió preguntas de otros temas.

Aunque se han reportado más “carjackings” en las pasadas semanas, las autoridades no buscan a otros fugitivos por estos delitos al presente, pero no se descarta que se le radiquen nuevos cargos a los sujetos que ya tienen bajo su custodia.

Regresa a la portada

Tags

carjacking