Placeholder

Por Jay Fonseca

Esto tiene salvación

A cerrar escuelas con bisturí, no con machete

04/15/2018
“Ver cierres de planteles sin tener planes específicos para cada escuela es parte del problema”

Como saben, he estado a favor de cerrar escuelas y he defendido la determinación de los pasados gobiernos de hacer clausuras a planteles. Lo he dicho, no porque con eso gane aplausos, por el contrario, ahí solo hay abucheos. Ahora, el trabajo del analista político no es querer el aplauso como los artistas, nuestro trabajo debe ser decirle al pueblo la verdad que los políticos le esconden. 

Los datos son los datos y está claro que el dato aquí es que en el año 1998 había 721 mil estudiantes en escuelas públicas y en 2018 se estiman en 308 mil. Y esos datos no permiten otro análisis que no sea fortalecer menos escuelas para tener 700 escuelas de primer nivel y no 1,500 a medio pocillo. Ahora, no es lo mismo hacer una cirugía con bisturí que con machete.

Cuando la Secretaria Julia Keleher anunció que harían estos cierres, me invitó a ir a ver las visitas regionales donde la comunidad escolar podría ir a defender su posición y dar su opinión. Ni en una ocasión la gente estuvo a favor de cerrar su plantel. En ninguna ocasión escuché a directores, padres o maestros decir que sí se debía cerrar su plantel y que estaban dispuestos a irse a otro porque era lo correcto. En ocasiones una escuela podía ser fusionada con la del frente y aún así la comunidad se oponía a dicho cierre. En todas, TODAS, las ocasiones la gente defendía su escuela y argumentaba que debían cerrar otra y su escuela ser receptora. 

Pero los datos no permiten dicho acercamiento. Incluso los datos son más fuertes todavía de lo que hemos entendido por lo que es ineludible cerrar. Hay más muertes que nacimientos y cada vez nacen menos niños, incluso, están naciendo menos de la mitad de los niños que hace 20 años. La tendencia es tan fuerte que nacieron 28 mil niños en el 2017 y murieron 29 mil personas. 

Las parejas tienen menos hijos que nunca. De 1.49 en la tasa de nacimientos en 2015, ya vamos por 1.2 niños, lo que representa una baja dramática en tan solo tres años. Ese número tan bajo se esperaba para después del 2023, pero ya ocurrió. Eso significa que hay que planificar un nuevo país sumamente rápido. En el 2015 estábamos entre los peores 10 del mundo, con los datos nuevos post huracán María debemos estar aún peor. Con esta información, no queda dudas de que hay que cerrar planteles y hay que redirigir recursos a nuestra emergente población envejeciente.

Dicho lo anterior, la Secretaria de Educación tuvo un año para hacer un proceso ordenado y con orientación a la comunidad de cada escuela. Los directores regionales debieron estar en esas comunidades explicando y dando detalles. No se hizo así. Por tanto, es natural que la gente se sienta indignada. Lo menos que debimos haber esperado de este proceso era que en la página de internet de Educación hubiera una explicación detallada de por qué cada escuela fue escogida y cuáles eran las alternativas y por qué no se consideraron otras opciones para dichos planteles. 

Específicamente las escuelas que tienen A y B, conforme a la gente de abrepr.org, deben tener explicaciones adicionales de por qué se plantean cerrar dichas escuelas. Eso, tristemente, no ha ocurrido y debe ser prioridad dar esos datos claros en cada una de ellas.  

Ver cierres de planteles sin tener planes específicos para cada escuela es en gran medida parte del problema. La Secretaria hizo lo correcto en irse de un edificio privado rentado y llevarse las oficinas centrales a una escuela cerrada en Barrio Obrero. Eso va a ahorrar 2 millones al año al erario y lo mismo deben hacer en montones de otras escuelas que cerraron y mudar oficinas rentadas a privados que el gobierno está pagando. 

Escándalos como la renta a AFV de Otoniel Font por 1 dólar al mes y el otro de  la Jean Louis Christian Academy en Villa Carolina deben evitarse con una subasta o un buen RFP. Si hubieran hecho esto no estaríamos cuestionando que la directora de Jean Louis Christian Academy es cuñada de Héctor Albertorio, el director de la Oficina de bases de Fe de Fortaleza, ni que Font se llevó una escuela que le da ventajas competitivas contra otros colegios de la zona.

En fin, esto solo demuestra que Educación tiene que dar explicaciones y hacer una página con los datos concretos. Que los directores regionales tienen que hacer el trabajo de explicar e ir escuela por escuela con las motivaciones, detalles y alternativas descartadas, porque depender de que la Secretaria Keleher vaya a las 285 escuelas es imposible, pero ella sí tiene que supervisar para que ese trabajo lo hagan los directores de escuela y directores regionales. 

No esperen que el pueblo apoye lo correcto si no tienen la sensibilidad con lo que es el centro de la comunidad en muchos barrios y pueblos. Tener la razón no es suficiente, hay que saber tenerla.