Placeholder

Por Jay Fonseca

Esto tiene Salvación

Lo que Alejandro te debió escribir

02/03/2014
(josehudo@gfrmedia.com)
([email protected])
Aquí te voy a decir las consecuencias de la degradación a chatarra y lo que debes hacer tú ante esa realidad.

La era de “Puerto Coelho” ha terminado, pero nos negamos como si estuviéramos en Impacto Vital y el 4 pa’ ti mirando cuando alguien se comió tu queso y preguntándole al monje que vendió el Ferrari.  

No hay “secreto” ni ley de la atracción que valga. La degradación del crédito a chatarra es inminente y pronostican que ocurrirá este mes. Lamento que no nos hayan educado lo suficiente como para entender las consecuencias. La pasada y esta sesión legislativa debieron ser solamente sobre recorte de gastos y desarrollo económico. Sin embargo, hablan de “gift cards” y “el día del boricua ausente”. Hemos visto recortes de beneficios, pero no de gastos recurrentes del Gobierno como primera prioridad. Y por más que cortemos y paguemos deuda, mientras Bacó no haga el trabajo de que crezca la economía pues… no hay break. 

Aquí te voy a decir las consecuencias de la degradación a chatarra y lo que debes hacer tú ante esa realidad:

1. Prepárate para más impuestos, muchos más. Habría que pagar con cash toda la deuda que se vence este año porque no podremos refinanciarla a menos de 10% como habíamos hecho por los pasados 30 años. En 2014 nada más maduran estas deudas que hay que pagar:

a. Fondo General, $835 millones; AAA, $44 millones; Edificios Públicos, $144 millones; AEE, $204 millones; Carreteras, $124 millones; asumidas por el Banco Gubernamental de Fomento (BGF), $508 millones; Vivienda, $23.5 millones; UPR, $18.1 millones; Plaza Universitaria, $2 millones. 

En total, $1.8 billones. Eso sin hablar de los intereses que pagamos por los otros $70 billones en deuda, que suman en total $3.4 billones que tenemos que sacar de nuestro bolsillo para pagar deudas viejas este año. El 2015 será peor, y en el 2017 serán casi $4 billones. Felicidades a quien gane las elecciones en el 2016. 

2. Las cooperativas tendrán una pérdida enorme porque invirtieron cientos de millones en bonos. Eso obviamente hará más difícil para estas prestar dinero para negocios, empresas, carros, casas, etc., y luego sabremos del futuro de  la Corporación Pública para Supervisión y Seguro de Cooperativas (Cossec).

3. Los bancos verán pérdidas adicionales de los $400 millones en bonos que tienen en sus carteras. La industria de la construcción se paralizará aún más y con la baja en la economía los bancos tendrán serios problemas con ejecuciones de hipoteca adicionales. El año pasado aumentaron en 4,500 las ejecuciones, para un 19% más que en 2012.  Esto pondrá en serios aprietos a bancos que están finitos ya. 

4. Habrá que reducir en estos cinco meses entre $400 millones a $800 millones en gastos porque hay que cuadrar el presupuesto sin préstamos, en parte o en su totalidad, por primera vez en mucho tiempo. La Ley 7 ahorró $325 millones anuales y ya vimos su impacto en la economía. Imagínese $800 millones de un cantazo. Eso implicará probablemente botar gente, reducción de jornada, subir impuestos y medidas que detendrán la economía.

5. Habrá que pagar los Trans con colateral cash (dinero que cogemos prestado cada vez para darle efectivo al Gobierno), que estimo en $300 millones que hay que conseguir también de inmediato. Algunos bonos tienen igual disposición y son otros tantos millones.

6. Olvídate de nuevas estructuras o mejoras en escuelas, carreteras y hospitales. El Gobierno no podrá emitir deuda, que es de donde viene dinero para eso. 

7. Los retiros de la empresa privada cogerán un cantazo. Muchos de ellos están invertidos en bonos. Los bonistas no son solo hombres blancos y pipones de NY. Esos son muchos, pero si tienes un 401k, un plan de retiro privado o del Gobierno, un fondo mutuo, usted es bonista. Al menos 30% de los bonos están en manos locales. 

8. La emigración boricua aumentará. Con ello no hay quien compre casas, menos gente aporta a Hacienda, paga peajes, a la AAA, a la AEE. Pero la deuda y gastos fijos siguen. Lo que sale del pote sigue igual, pero hay menos gente echando al pote, así que los que nos quedamos tendremos que echar más al pote o bajar dramáticamente los gastos, lo cual tiene que ocurrir también.  

9. Las propiedades seguirán perdiendo valor y bajarán de precio. El sector inmobiliario eventualmente subirá, pero cogerá tiempo, por eso Hedge Funds han ido comprando propiedades aquí para eventualmente apostar a que suban en unos años.  

10. Por incumplimiento de los acuerdos con los federales, no espere que pronto le baje la AEE y la AAA porque desde el 2006 quedamos en hacer ajustes y desde el 2010 otros y no hemos cumplido. Hacer esos cambios les costará a la AEE y a la AAA y por eso usted ya vio el CCAR en su factura y el problema que tiene eso es que se convierte en otro ajuste por combustible como el de la AEE. Pero no hay duda de que hacer los ajustes conllevaría estos aumentos para invertir en la infraestructura. El asunto es que lo hagan para que entonces en el 2017 podamos de verdad tener una factura sustancialmente más baja de ambas corporaciones públicas, lo cual se puede lograr.  

Lo peor es que el gobernador Alejandro García Padilla no te ha dicho letra por letra lo que va a pasar y lo que debes hacer ante este escenario. Un líder debe poner a su pueblo primero que a su intento de reelección, pero aquí los partidos han colocado primero el interés político antes que realmente darte la mano. Y eso, en tiempos de crisis, es traición a la patria.

¿Y tú que te quedas en la Isla, qué puedes hacer? 

No mucho. Ya el daño está hecho. Pudimos hacer mil cosas diferentes, pero debes saber lo que pasará para que no te alarmes, solo que estés informado. No tienes que sacar tu dinero del banco, eso está garantizado por el Gobierno federal. El mejor consejo que se te puede dar es que no gastes en cosas innecesarias, que hagas un honesto ejercicio personal de ir ahorrando, informarte bien y logra cumplir un plan financiero. Sé honesto contigo mismo y no sigas la cultura del “mickeo”. Procura la excelencia y la productividad como meta personal y como aportación al futuro de tus hijos. Pero esas son cosas que se deben hacer siempre.

 Trata de que la escuela de tu comunidad se convierta en un centro de ayuda para nuevos oficios y de tutorías para nuestros muchachos y que no cierre a las 3:00 p.m. Exige a tu legislador que obligue el recorte de gastos innecesarios como publicidad, renta de edificios privados, asesoría, choferes para jefes de agencia, Judicatura y Legislatura. Exige que se divulguen inmediatamente so pena de cárcel todos los datos macroeconómicos oficiales del Gobierno, las facturas y contratos, cada centavo del Estado que sea de fácil escrutinio. Exige la creación de un “pool” de talento para que solo entren al Gobierno a trabajar quien mejor salga en exámenes y oposiciones y no por ser familiar de alguien. Así solo se abrirán las plazas verdaderamente indispensables. Exige a la vez una consulta para eliminar municipios y quedarnos con solo ocho alcaldías en todo Puerto Rico. Exige que se cambie la Judicatura para que los jueces no sean nombrados por el gobierno de turno, sino que sea por oposiciones y exámenes para entrar y para subir de posiciones. Tienes que exigir, tienes que pedir resultados inmediatos. 

Finalmente, no te prometo nada que no sea sacrificio, sufrimiento, dolor y lágrimas. Pero tenemos una gran isla y un lugar precioso para vivir. Solo falta ver las elecciones como lo que son. Es el momento de escoger a la gente a la que realmente le importes, y sobre todo que le importe el futuro de la Isla. Por si no lo has notado, hay dos partidos que han gobernado el País y lo que han hecho es para ellos quedar bien en su cuatrienio, les han robado el dinero a tus hijos y nietos, que no tendrán dinero para mejorar sus escuelas, hospitales y carreteras porque nosotros nos lo fumamos en el pasado usando el dinero que era de ellos.  Ambos partidos nos trajeron aquí. Tuvieron la oportunidad de sacarnos de aquí juntos en el 2006, pero no lo hicieron. Al contrario, ambos se unieron y crearon el IVU y en vez de hacer los ajustes siguieron cogiendo fia’o y aquí estamos. De 2006 a 2012 aumentamos la deuda en casi 40 billones de dólares. Así de fuerte. 

Seamos exigentes, por Dios, seamos fiscalizadores y no defensores de los partidos. Queremos cambios inmediatos, URGENTES, cambios AHORA, aprendamos… no dejemos perder esta crisis.