Abre los ojos la niña sobreviviente

Por Jayson Vázquez Torres y Maribel Hernández 08/09/2017 |00:00 a.m.
Pequeña de 12 años reacciona, al tiempo que velan a su familia.
Las múltiples expresiones de solidaridad fueron constantes. ([email protected])  

DORADO. La noticia de que la adolescente Yamelis Mojica Rivera, de 12 años, abrió los ojos ayer cayó como un bálsamo a la multitud que se congregó anoche en los actos fúnebres de la familia que falleció de manera trágica en un accidente automovilístico el viernes pasado.

Yamelis fue la única sobreviviente del mortal choque que le arrebató la vida a su padrastro Ángel Pérez Polanco, a su mamá Zuleika Rivera Negrón, y a sus tres hermanas de 10, 5 y 3 años de edad. 

El primero en dar la noticia en el anfiteatro Ángel Hernández en Dorado, fue el alcalde electo de Guaynabo, Ángel Pérez, tío de Pérez Polanco.

Luego lo confirmó Ricardo Vélez, amigo de la familia y miembro de la Iglesia de Dios Incorporada en Dorado, a la que asistía la familia fallecida. 

“El me llamó y me dijo: ‘Ricky, sube acá que la nena se levantó’”, narró Vélez sobre la llamada que recibió a las 10:30 de la mañana de ayer de parte de Albert Mojica, padre de Yamelis.

“Comencé a cantarle una alabanza cristiana y abrió los ojos, y me miró. Allí se desesperó y me sacaron”, narró a este diario el religioso, quien compartió con la familia por última vez el domingo pasado. 

“El viernes le envié un mensaje de que tenía el acostumbrado bizcocho que le compraba a Zuli (como le decía a Zuleika) y nunca tuve respuesta”, compartió.

 
Último adiós a familia fallecida en accidente en Dorado

El recién electo alcalde de Guaynabo y tío de Ángel Pérez Polanco, Ángel Pérez, y el gobernador Ricardo Rosselló llegaron al lugar.


Vélez fue uno de los múltiples representantes de iglesias que participaron en la actividad que a las 8:00 p.m. comenzó con la marcha de los presentes frente a los cinco féretros.

Más temprano en el día, la familia tuvo un espacio privado para honrar las memorias de sus allegados durante un servicio en la funeraria Toaville, en Toa Baja, que costeó el funeral. Mientras, el alcalde de Dorado, Carlos López, hizo lo propio con los panteones. El sepelio será hoy, a la 1:00 p.m., en el cementerio municipal Dorado.

Allanan residencia

Agentes federales, en conjunto con el Cuerpo de Investigación Criminal de Bayamón, allanaron ayer una de las residencias que habitaba Jaime J. Ferrer Rivera, a quien sicarios tirotearon el viernes mientras conducía por Dorado, ocasionándole la muerte a la familia Pérez Rivera. 

El allanamiento se diligenció en una residencia de la urbanización Paseo Real en Dorado. Ferrer Rivera, de 39 años, era investigado por el robo de furgones en Carolina, entre otras actividades ilícitas. 

Las autoridades no han adelantado qué evidencia se espera obtener. 

 

lloran la muerte de familia accidentada en dorado
1/13
cor

El cortejo fúnebre salió de la Funeraria Toaville en Toa Baja hacia Dorado. ([email protected])

La familia estuvo expuesta en la funeraria de 1:00 a 5:00 de la tarde. ([email protected])

En el ataúd azul se encuentra el cuerpo de Ángel Pérez Polanco. ([email protected])

Al velorio en el Anfiteatro Ángel Hernández en Dorado se presentó el gobernador Ricardo Rosselló. ([email protected])

Los cuerpos de las niñas fueron colocados en tres ataúdes blancos. ([email protected])

La funeraria corrió con los gastos del velatorio múltiple, mientras el municipio de Dorado donó los panteones. ([email protected])

Una vez llegaron al Anfiteatro Ángel Hernández en Dorado, lentamente comenzaron a bajar uno a uno los ataúdes para llevarlos dentro del edificio. ([email protected])

Las menores tenían 3, 5 y 10 años de edad. ([email protected])

En el ataúd rosado descansa el cuerpo de Zuleika Rivera Negrón. ([email protected])

En la foto, los padres de Ángel Pérez Polanco, Carmen Polanco y Luis Pérez Otero. ([email protected])

Carmen Polanco y Luis Pérez Otero, padres de Ángel Pérez Polanco, en el Anfiteatro Ángel Hernández en Dorado. ([email protected])

Ángel Pérez Otero, el recién electo alcalde de Guaynabo y tío de Ángel Pérez Polanco, en el Anfiteatro Ángel Hernández en Dorado. ([email protected])

Ángel Pérez Otero acompañado de su esposa, Liza Fernández Rodríguez. ([email protected])


El lunes, la fiscal de Distrito de Bayamón, Sonia Otero, junto otros fiscales acudieron a la escena de los hechos para hacer una inspección ocular del lugar donde ocurrieron los sucesos. 

Ferrer Rivera comenzó a ser perseguido desde el balneario de Dorado, donde estaba comiendo con un amigo, hasta la llamada Fuente de la Amistad. 

El secretario del Departamento de Seguridad Pública, Héctor M. Pesquera, quien está a cargo de la supervisión de los investigadores, creó un grupo especial de trabajo para el esclarecimiento del trágico caso. 

Los agentes tienen que analizar numerosos vídeos de cámaras de seguridad que había ocupado en la ruta de la balacera y en las posibles carreteras de acceso hasta la PR-2 que pudieron utilizar los sicarios para escapar. Este martes, la fiscal Lisette Sánchez, expidió órdenes para la ocupación de otros vídeos de cámaras de seguridad de varios comercios. 

También los investigadores intentaban localizar a potenciales testigos y a individuos que presuntamente en el pasado tuvieron problemas por diferentes motivos con Ferrer Rivera. 

Regresa a la portada

Tags

Dorado