Adolescente alza su voz para defender la barriada Morales de Caguas

12/11/2012 |
Sin libretos ni cursilerías, niño presenta la realidad de su gente y de su barrio.

Caguas. Tiene solo 13 años, pero conoce al dedillo la situación que atraviesa su barrio y la gente pobre que allí vive. Sin libretos y con total espontaneidad enumera una a una las necesidades particulares que tiene su comunidad en la barriada Morales. Sí, el mismo sector que durante la pasada semana ganó notoriedad luego que trascendiera que precisamente de allí son varios de los imputados de asesinar al publicista José Enrique Gómez.

Ese crimen consternó mucho a Jay Liván Díaz del Valle. A él y a los residentes del sector, en el que la mayoría denuncia haber sido víctima de la exclusión y de comentarios en los que se resalta “solo lo negativo que acontece en nuestra comunidad”.

“He escuchado decir comentarios feos que pueden ser verdaderos porque, como dijeron, hubo un caso recientemente con unos jóvenes que son de aquí. Pero como dicen por ahí cada cual es dueño de sus actos. Ellos estuvieron mal y los de aquí mismo les hablaron y les dijeron que se entregaran, porque aquí no apoyamos esas cosas. Eso es lo menos que queremos tener aquí y mucho más con esta lucha que tenemos por lograr un cambio, como dice nuestra camisa. Lo que pasó, pasó. Y estamos bien sentidos porque a mí no me gustaría que vinieran de otro lugar y le hicieran daño a mi papá por dinero… pero aquí también pasan muchas cosas buenas que no se dan en otros barrios”, expresó el niño, provocando un silencio sepulcral entre todos los presentes que asistieron a una conferencia de prensa convocada por el Consejo Integral Comunitario de la barriada. A través de esta organización, varios líderes comunitarios lideran unos proyectos de desarrollo económico, social y cultural .

Los mismos se gestan hace siete años y han servido de ejemplo para otros grupos como Iniciativa Comunitaria, la cual dirige el Dr. José Vargas Vidot, quien ayer llegó hasta el lugar para apoyar a los residentes.

Jay Liván y otros 72 niños participan de varios de los programas que impulsa el Consejo. Su preferido es de Jóvenes Mentores, en el que se dan clases de teatro comunitario y cinematografía, cursos que dirige Camila Monclova, hija del actor René Monclova.


También se ofrecen otros cursos como modelaje, karate, tutorías, y se promueven proyectos de autogestión como los huertos caseros, cuyos frutos se venden en la misma comunidad.

“Yo soy resultado de los jóvenes mentores, y mi mensaje como mentor es que no queremos más desigualdad. Lo único que queremos es que nos traten igual. Por ahí se empieza”, deseó el muchacho, quien llevó a Primera Hora a un recorrido por los callejones que conforman la comunidad.

Nos presentó con orgullo a su gente del barrio: la “beautician”, el barbero, la señora que vende “tostadas”, al “más viejo del barrio” (don José, quien tiene 101 años) y a otro par de “panas”. “Papi, ven que quiero que te conozcan”, dijo al presentar a su progenitor, Iván Díaz, quien emocionado se fundió en un abrazo con el mayor de sus cuatro hijos.

Cuando Jay Liván habla de equidad, lo hace con argumentos claros. Entonces, recordó un suceso que le dejó un mal sabor hace algún tiempo. “Una vez fui a casa de un amigo mío y la mamá me preguntó que dónde vivía. Y orgulloso yo le digo que soy de la barriada Morales, y ella me dice: ‘Sí, donde nacen muchos y salen pocos’. Me quedé callao… pero con ganas de decirle: ‘¿Usted ha visitado la barriada Morales?’, ‘¿usted ha ido a ver lo que nosotros hacemos?’”, relató con la voz quebrantada.

Jay Liván dice que sus amiguitos de otras comunidades se emocionan cuando él les cuenta de las actividades que realiza en su sector.

“Pero como los comentarios de afuera son tan malos... Todo el tiempo es que si en la barriada lo que hacen es matar, que si la gente de aquí lo que vende es drogas. Miren, en todos los lugares hay drogas y drogadictos. En Puerto Rico y en todos los países hay mal, como hay bien. Pero en todos los países también hay gente que lucha por un cambio, por tener una vida buena y jóvenes que quieren ser lo mejor cuando crezcan”, puntualizó al destacar que de la barriada han salido profesionales, como abogados, deportistas o maestros.

“Y no digo que yo soy un santo, nadie es santo, pero estamos trabajando por un cambio… Hay tropiezos pero se puede salir pa’ alante… eso no lo hacen en todas partes. En muchos lugares se tiran pa’ atras y esperan a que el Gobierno lo haga”, finalizó el fanático de Calle 13 y quien posiblemente asista como invitado a su concierto este próximo sábado, 15 de diciembre.