A resucitar la industria azucarera en la zona Oeste

Por Daniel Rivera Vargas 01/22/2014 | 05:31 p.m.
El proyecto espera crear 1,300 empleos directos y casi 4,000 indirectos. (jose.madera@gfrmedia.com)  
El proyecto espera potenciar 20 mil cuerdas de terreno en 10 municipios de la región oeste destinadas a la siembras de caña.

Aguada. A las 12:33 p.m. de hoy, miércoles, un pito se escuchó en los predios de la antigua Central Coloso. Por más de un siglo, ese sonido significó el inicio de las operaciones agrícolas del día relacionadas con la siembra de la caña. Pero esta vez, luego de más de una década de silencio, su resonancia encerraba un significado más amplio: en medio de aplausos de los presentes en una conferencia de prensa en los predios de la antigua central, se anunció el reinicio de la producción industrial de aña de azúcar en Puerto Rico.

"Yo me transporté a mis años de infancia, cuando yo me criaba y mi papá (Evencio Maysonet) se ganaba el pan con el sudor de su frente con la caña", dijo Rosa M. Maysonet Rivera, vecina del lugar al hablar del singular sonido del pito de la central.

El gobernador Alejandro García Padilla explicó que el proyecto espera potenciar 20 mil cuerdas de terreno en 10 municipios de la región oeste destinadas a la siembras de caña, que crearían 1,300 empleos directos y casi 4,000 indirectos.

"Este proyecto es un sueño para todos los que amamos la agricultura en Puerto Rico", dijo García Padilla. "Demasiados años tuvimos gobiernos que creían que la agricultura era estampas de Cajigas y Martorell y una foto de Jack Delano... Los que venimos de aquí sabemos que tener tierra debajo de las uñas no es sucio, es sinónimo de un día de trabajo", añadió.

García Padilla dijo que el objetivo será producir melaza para la industria del ron. Según explicó, las empresas de ron de Puerto Rico tienen que comprar la melaza en el extranjero, pero enfrentan grandes dificultades para conseguir la materia primera de alta calidad porque la mayor parte se está utilizando principalmente para producir etanol, un combustible amigable al ambiente. Las empresas Barcardí y Serrallés dos de las principales industrias del ron en la Isla, gastan actualmente unos $30 millones en la compra de melaza en el exterior y podrían ahorrarse $6 millones con este proyecto, según aseguró el primer ejecutivo.

Representantes de ambas empresas estuvieron presentes en la conferencia de prensa y endosaron la iniciativa.

"De parte de la familia Serrallés, somos la sexta generación, le damos las gracias (a García Padilla) por su gestión... yo me crié en la caña como ustedes y para mí es una gran alegría", indicó Roberto Serrallés.

"Hace más de dos años este proyecto se presentó. Le pedimos al gobierno que nos acompañara y nos encontramos con muchos tropiezos. Para mí es un orgullo que esta administración esté comprometida con la agricultura", dijo Joaquín Bacardí, quien también se definió como parte de la quinta generación de empresarios de esa familia.

La primera etapa del proyecto, según se informó, comenzó en diciembre del 2013 con la limpieza de unas 1,000 cuerdas de terreno en el Valle del Coloso. El plan de sembrar las 20 mil cuerdas estaría completado para el 2016, lo que se espera produzca 800 mil toneladas de caña de azúcar y unas 20.5 toneladas de melaza.

Para este año se debe completar la selección de la compañía privada que tendría a cargo la administración del proyecto y la construcción de las nuevas facilidades de la Central Coloso. En las próximas semanas saldrá la propuesta al mercado para los empresarios interesados y, según se dijo en la conferencia de prensa, hay empresarios interesados de Puerto Rico y de países como Colombia, Guatemala y el estado de Florida, Estados Unidos.

La inversión total de la iniciativa ascenderá a $171 millones, que según la secretaria del Departamento de Agricultura, Myrna Comas, se espera que la mayor parte provenga del sector privado.

 Según Comas, la estructura de la antigua central fue declarada monumento histórico y no descartó su conversión a un museo. Respecto a denuncias de asbesto en esa instalación por parte de la Administración de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), la secretaria dijo que hubo una inversión reciente de $9 millones para su limpieza.

La Central Coloso, creada en 1965, fue la segunda más antigua de la Isla y la última en operar en el país (2003). En ella laboraron miles de puertorriqueños, como don Luis Figueroa quien hoy estuvo presente en la actividad y recordó las ocho zafras -igual a ocho años- que trabajó en la siembra y cosecha de caña en la antigua central.

 Figueroa dijo sentirse feliz porque veía que los terrenos que una vez trabajó ahora estaban listos para volver a ser sembrados.

"Mira lo lindo que se ven estos surcos. Eso es vida… la tierra es vida", indicó Figueroa.

En la conferencia estuvieron presentes el presidente del Senado, Eduardo Bhatia, y el nuevo alcalde de Aguada Jesse Cortés, entre otros.

"Durante la campaña, Jesse me dijo: ‘aquí vamos a sembrar caña’. Yo le abrí los ojos y le dije 'eso es pasado', y Jesse me dijo 'no, esto es futuro'", contó el líder senatorial, quien estrechó la mano del gobernador cuando el primer ejecutivo mencionó que en Coloso también se podría producir energía para venderla a la Autoridad de Energía Eléctrica.

Preguntado sobre si habría otras opciones para la caña, como el azúcar o etanol, el gobernador no lo descartó, pero dijo que al momento el enfoque es la melaza.

(Subtítulo) Comprometido con la agricultura

Por otra parte, García Padilla dijo que además de la caña, se ha aumentado de 70 a 500 las cuerdas sembradas de arroz, en el Valle de Lajas.

"Las 70 cuerdas producen 20% más de lo esperado", dijo García Padilla, quien recibió el anuncio la semana pasada.

El gobernador reafirmó que el compromiso de su administración con la agricultura es real, como lo demuestra que el programa de Comedores Escolares apenas compraba un 25% de su comida a agricultores locales, mientras que en la actualidad su gobierno ya compra un 50%.

 "Y no hemos comenzado a servir el arroz", afirmó.