Arranca cobro de cinco chavitos más en peajes

Por Femmy Irizarry Álvarez 06/17/2017 |09:00 a.m.
Los cambios son en los peajes de Bayamón, Buchanan, Hatillo, Manatí, Toa Baja y Vega Alta. (Archivo)  
El impacto lo sufrirán desde hoy los usuarios del Expreso de Diego y la PR-5.

El aumento ya es un hecho.

Hoy arrancó el alza de cinco centavos en la tarifa de peaje para los usuarios del Expreso de Diego (PR-22) y la PR-5. 

Como se anticipó, los 67,224 conductores que en promedio transitan por esas vías, tendrán que pagar cinco centavos adicionales, en ambas direcciones. Actualmente hay plazas donde usted solo paga en una dirección. 

Una alianza con la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT) -en abril de 2011- dio paso a que se enmendara el contrato con Metropistas para realizar los cambios de las plazas de peaje regulares a pórticos electrónicos, entre otros arreglos. Para hacer ese cambio, la inversión de Metropistas fue de $115 millones adicionales a lo estipulado en 2011. 

“Estos nuevos pórticos electrónicos son parte de la seguridad en las autopistas”, sostuvo Muriel Lázaro, gerente de relaciones públicas de Metropistas.

En el 2016, Metropistas desembolsó $100 millones a la ACT, y ahora, en este mes, pagarán $15 millones en el comienzo de la operación del nuevo sistema de cobro.

Tras aclarar que no se introducen nuevas plazas de peaje, Lázaro recordó que los cambios son en: Bayamón, Buchanan, Hatillo, Manatí, Toa Baja y Vega Alta. Los peajes de Arecibo y Rampa Factor se quedan igual. 

Para los vehículos ligeros/turismo, que representan más del 96% del total, el recorrido en dirección Este (hacia San Juan) baja de $4.50 a $4.45 y el recorrido completo en dirección Oeste (hacia Arecibo), sube de $3.90 a $4.45.  

Si el recorrido es completo ida y vuelta, desde Hatillo hasta San Juan, por la autopista (PR-22) pasará de $8.40 a $8.90 (50 centavos adicionales).  En la PR-5 se pagarán 10 centavos más. O sea, de 60 subirá a 70 centavos. 

Ejemplificó que en Buchanan usted pagaba $1.20 en dirección hacia San Juan. Pues ahora pagará la mitad de esa tarifa en la ida, la otra mitad en la vuelta, más cinco centavos por cada ida y vuelta. O sea, 65 centavos.

Con la tecnología de cobro electrónico, aseguró que “el conductor paga solamente peaje por la dirección en que va, siendo esto mucho más justo y equitativo para el usuario. Ahora hay personas que van en una sola dirección y entonces están pagando una tarifa de dos vías”, argumentó.

Lázaro mencionó que para el 2016 no hubo aumento en el peaje para el 98.5% de los usuarios de estas autopistas (vehículos ligeros) y que para el 2018 no habrá revisión de tarifas para vehículos ligeros en ninguna de las plazas de peaje.

“Los ajustes tarifarios siempre han estado atados a la fórmula que se reglamentó en el contrato de concesión, en donde las fórmulas que se usan para las alzas de tarifas… están atadas a la tasa del índice del consumidor”, sostuvo. 

La gerente de relaciones públicas de Metropistas aceptó que desde hoy, que comienza el aumento, algunos conductores comenzarán a usar rutas alternas, pero luego, cuando vean “las autopistas iluminadas, el ahorro de tiempo y las carreteras seguras”, la seguirán usando nuevamente.

Mientras, informó que a la fecha de hoy se han desembolsado más de $100 millones en el mantenimiento en las PR-22 y la PR-5 que incluye “repavimentación, la reconstrucción de 21 puentes, todo lo que incluye seguridad de las vías, mejoras a las vallas de metal y concreto, así como el cambio de las iluminarias a leds. También se cambió el cobre utilizado en la infraestructura por aluminio, a un costo de $21 millones. Metropistas, entre el 2014 y 2015, presentó nueve querellas por robo de ese metal. 

Para el año que viene está en agenda trabajar con los puentes “que están sobre la avenida Ponce de León y la Fernández Juncos, cuando sales de Minillas”, adicional al mantenimiento habitual en las vías, agregó.

Regresa a la portada