Bahía Grande de Fajardo se apagó por una “marejada infeliz”

Por Maritza Díaz Alcaide / maritza.diaz@primerahora.com 12/06/2013 | 01:36 p.m.
La presidenta de la Junta de Calidad Ambiental, Laura Vélez, indicó que la laguna confronta también problemas a causa de contaminación con coliformes fecales. (Archivo)  
La comunidad será consultada, sobre esa y otras alternativas, anunció el funcionario.

La pérdida de luminosidad de la Bahía Grande de Fajardo no se debió a la construcción de una estación de bombas de alcantarillado sanitario en el área de Las Croabas, sino a una “marejada infeliz” de gran magnitud que afectó el cuerpo de agua por ocho días consecutivos.

El director ejecutivo de la Autoridad  de Acueductos y Alcantarillados, Alberto Lázaro, anunció hoy que de todos modos se relocalizará la estación de bombas por los daños potenciales de un derrame y dijo que la mejor opción sería ubicarla cerca del balneario Seven Seas.

La comunidad será consultada, sobre esa y otras alternativas, anunció el funcionario.

La Bahía Bioluminiscente ha ido recobrando su resplandor  y según los estudios realizados por el Servicio Geológico de los Estados Unidos y por un experto de la Universidad de Puerto Rico, el doctor Miguel Sostre, lo que provocó que el famoso cuerpo de agua quedara a oscuras fueron las marejadas ocurridas entre el  1ro y el 8 de noviembre, que “sacó” a los dinoflagelados (los microorganismos que emiten la luz)  de la zona.

“La agencia federal reportó que entre el 1ro y el 8 de noviembre, las marejadas en la laguna estuvieron ocho veces por encima de lo normal cada día. Lo que causó que no brillara fue la circulación continua del agua, como consecuencia de las altas marejadas. Eso evitó que los dinoflagelados permanecieran depositados en el agua y pudiera darse el proceso de bioluminiscencia”, precisó Guerrero.

La presidenta de la Junta de Calidad Ambiental, Laura Vélez, indicó que la laguna confronta también problemas a causa de contaminación con coliformes fecales.

Los resultados de las muestras de agua tomadas de la laguna bioluminiscente, demostraron violaciones a  los estándares de calidad de agua para los parámetros de coliformes fecales y esterococos en todas las estaciones.

“Esto refleja que existe un problema de contaminación por concepto de descargas de aguas usadas en el área”, expresó Vélez, aunque resaltó que esa situación  no está asociada al proyecto de la AAA, ahora paralizado.

Si se reubica la estación de bombas, el Gobierno tendría que invertir unos $2 millones adicionales en esa obra de infraestructura y el proyecto tardaría en construirse entre seis meses y un año más.