¿Buscando trabajo?

01/18/2013 |
Los analistas de sistemas de redes y comunicaciones de datos y auxiliares de cuido en el hogar son parte del grupo de 10 ocupaciones de mayor crecimiento.

¿Se imaginaba usted que los asistentes de servicios funerarios, los guardias de seguridad y los instaladores de sistemas de seguridad y alarmas de fuego figuran entre las 10 ocupaciones que mayor crecimiento en el empleo pudieran tener para los próximos cinco años?

Al menos esto fue lo que reveló el estudio Proyecciones por industria y ocupación a largo plazo que realizó el Departamento del Trabajo bajo la administración de Luis Fortuño, con miras a tener una idea de cuál sería el mercado laboral en la Isla para el 2018.

Resulta que las carreras de mayor demanda en la Isla –donde la tasa desempleo es de 13.8%– pudieran estar muy distantes de la percepción general de los ciudadanos, pero no de la realidad social que se vive en el país donde, por ejemplo, la población ha optado por preocuparse más por el bienestar de los suyos y del hogar.

Con este panorama en mente fue que al director ejecutivo de la compañía privada de seguridad Capitol Security, Miguel Portilla, no le asombró las proyecciones del estudio.

“La gente se está preocupando por su seguridad y nos están contratando. Para que tengas una idea, nosotros tuvimos un crecimiento este año de un 5%, es decir, 150 empleos más que en el 2011. Y la meta para este próximo año es tener entre 500 a 800 empleos adicionales a base de unos contratos que se proyectan en la compañía”, dijo el empresario al destacar que las personas reclutadas solo necesitan tener diploma de cuarto año, récord de buena conducta y pudieran ganar entre $8 y $10 la hora, en el caso de los guardias de seguridad. “Del entrenamiento nosotros nos encargamos”, precisó Portilla al agregar que las instalaciones de equipos de seguridad también van en auge e incluyen al “guardia virtual”. Este servicio, dijo, se distingue por la colocación de un circuito de cámaras en distintos puntos de un complejo de viviendas. El sistema es monitoreado desde un centro de mando que opera electrónicamente desde otro lugar. “Esto se utiliza en las urbanizaciones de clase media y baja que no pueden costear a un guardia de seguridad, pero que desean estar protegidos”, explicó sobre el servicio que les abrirá las puertas a aquellos que están en busca de generar ingresos para sus hogares.

Los analistas de sistemas de redes y comunicaciones de datos, auxiliares de cuido en el hogar, técnicos de farmacia, asistentes de entretenimiento, ayudantes de servicios fúnebres, ingenieros de diseño de programas de computadoras, asesores en finanzas personales, tecnólogos y técnicos cardiovasculares completan el grupo de 10 ocupaciones de mayor crecimiento, según el estudio. En términos generales, las industrias con mayor números de empleo serán las de comercio y los servicios (incluyendo hospitales).

Sobre el caso específico de los asistentes de funerarios, Jorge Lugo Ramírez, presidente de la Cámara de Dueños de Funerarias en Puerto Rico, opinó:

“Lo que me preocupa es que, si es cierto que habrá empleos en esa ocupación, la realidad es que aunque muchos están estudiando ciencias mortuorias, son pocos los que pasan la reválida. Entonces, no pueden trabajar sin licencia”, dijo al aclarar que el asistente funerario es sinónimo de “director funerario”, lo que significa que es esta persona la encargada de organizar todo lo relacionado con el velorio, entierro o cremación del difunto. “Esta persona no trabaja directamente con el cadáver. Eso es función del embalsamador, que es otra ocupación aparte”, explicó.

De hecho, en términos salariales, un asistente de funeraria generalmente devenga el pago mínimo por ley federal de $7.25. Mientras, un embalsamador es mucho más remunerado económicamente, pues podría cobrar entre $125 y $200 por cada embalsamamiento.

Respecto a las proyecciones de empleo, Lugo Ramírez opinó que “habría que averiguar más a fondo, porque lo cierto es que hay muchas funerarias en ley de quiebra”. Actualmente, hay unas 280 funerarias en la Isla.

Opina el secretario del trabajo

Aunque no ha tenido la oportunidad de analizar a fondo el estudio, el designado secretario del Trabajo, Vance Thomas, dijo que evaluará los resultados para reforzar aquellas áreas que proyectaron disminución o pérdidas en el empleo.

Cabe destacar que la mayoría de las ocupaciones con menos oportunidades laborales están relacionadas con la industria de la producción y apoyo administrativo.

Entre ellas ocupan las primeras posiciones de desventaja los operadores de máquinas para la fabricación de calzado, operadores de máquinas de coser, los operadores de máquinas de hacer productos de papel, los oficinistas de órdenes, los oficinistas de archivo, embobinadores y operadores de máquinas de herramientas, metal y plástico, entre otros.

“Veo este estudio como una alerta, una advertencia de aquellas industrias donde no estamos haciendo suficiente, y mi teoría es que es precisamente a estos sectores débiles del mercado donde deben dirigirse los subsidios que otorga el Departamento”, expresó Thomas.

“Me llama la atención que casi todos son ocupaciones relacionados a la manufactura, y esta es un área que debemos reforzar. Entonces, debemos pensar qué vamos a hacer con lo que dijo el estudio: resignarnos y llevar al país hacia las áreas que salieron de mayor crecimiento y abandonar las otras industrias, o fortalecer las demandas de empleo tratando de rescatarlas con los recursos que tenemos”, opinó sobre el estudio, cuyo propósito es que sus resultados se utilicen para la planificación de políticas de desarrollo y en el diseño de currículos que respondan a las necesidades prevalecientes.

Dijo que otra situación que le preocupa y que desea atender es que en Puerto Rico la tasa de participación laboral es de 39.2%. O sea, que de 10 personas hábiles para trabajar, seis prefieren no hacerlo.

“Es un problema grave y tenemos que buscar soluciones... atraer a los futuros trabajadores”, indicó.

Tags

empleos