Celebran legado de sor Isolina

10/26/2012 |
Los centros están de fiesta y conmemorando la labor de la religiosa por los necesitados en la Perla del Sur.

Ponce. “Esto no ha terminado”.

Con estas palabras de sister Isolina Ferré comenzó la conmemoración del 43 aniversario de los centros que llevan su nombre y que esta insigne mujer fundó para brindar servicios a los más necesitados de su querida Playa de Ponce.

El salón Santa María de la Paz fue el escenario lleno de memorias y alegrías donde se exaltó el valioso legado del “Ángel de la Playa”, como le llamaban de cariño. Allí se resaltó uno de sus pensamientos: “unidos todos ampliaremos nuestros horizontes llenos de amor, fe y esperanza”.

Con el pasar de los años su obra ha impactado a miles de personas, quienes han podido enfrentar los retos de la realidad actual como el desempleo, la deserción escolar y la violencia.

“Sor Isolina debe estar más que contenta de ver esta gran obra que ella comenzó hace 43 años, legado que continuará para dar gloria a Dios”, expresó sister Mildred Vázquez, directora ejecutiva de los Centros Sor Isolina Ferré (CSIF).

Por su parte, Luis Alberto Ferré Rangel, presidente de la Junta de Directores, elogió la labor de todos los que de una forma u otra han aportado al desarrollo de la obra de sor Isolina.

“Titi hizo su obra más importante con tesón, corazón y valentía”, dijo Ferré Rangel.

Asimismo, destacó que cada uno de los que trabaja en los centros tiene un pedacito de sor Isolina porque para todos “ella se pasea por los centros”.

La celebración de los 45 años de los centros coincidirá con la conmemoración del centenario de sor Isolina, la que será una gran fiesta.

La actividad tuvo como invitado especial al ex lanzador de Grandes Ligas Javier Vázquez, quien expresó a los estudiantes que todo es posible con esfuerzo y dedicación.

“Sister hizo esto con mucho amor y compasión por los demás y su obra permanecerá por muchos años”, mencionó el pelotero ponceño.

El ex jugador donó la camiseta que utilizó durante un juego con los Expos de Montreal donde gracias a sus lanzamientos obtuvieron la victoria.

“Si yo pude lograr mis metas con mi trabajo fuerte ustedes también lo lograrán”, sostuvo Vázquez.

Por otro lado, José Luis Díaz Cotto, principal oficial ejecutivo resaltó que la obra de amor y esperanza de Sor Isolina se mantendrá viva siempre.

“El secreto es sencillo es que esto es una obra de Dios”, dijo con entusiasmo Díaz Cotto.

En el evento, también se entregó el premio Antonio Ferré Bacallao a la ex miembro de la Junta Janet del Valle por su colaboración y compromiso con los CSIF. Además, se entregó el premio Padre Noell a la empleada destacada Myriam Martínez por su dedicación durante sus más de 15 años de servicio a los centros.