Cierre de Cruz Roja no afectará suministro de sangre en la Isla

Por Primerahora.com 06/21/2013 |01:21 p.m.
Así lo aseguró el secretario del Departamento de Salud, Francisco Joglar Pesquera.
Joglar Pesquera también recordó que en la Isla también se puede donar sangre en el Centro de Recolección de Sangre del Banco de Sangre Servicios Mutuos. (Archivo)  

Ante el cierre de los Centros de Donación de Sangre de la Cruz Roja Americana en la Isla, el secretario del Departamento de Salud, Francisco Joglar Pesquera, informó que la agencia tiene la capacidad de suministrarle sangre y plaquetas a las 52 instituciones hospitalarias privadas que eran atendidas por la organización internacional.

De hecho, informó que la agencia ha comenzado el proceso para reclutar a algunos de los 200 empleados que quedarán cesanteados en octubre, a raíz de este cierre de operaciones de la Cruz Roja, para ampliar los servicios del Banco de Sangre del Estado. Este Banco comenzó operaciones hace cinco años en el Centro Médico de Río Piedras, según informó en comunicado de prensa.

“Lamento genuinamente la situación que están atravesando las personas que serán cesanteadas. No obstante, quiero enfatizar en que los ciudadanos deben estar tranquilos. Diariamente se reciben donantes en el Banco de Sangre de Puerto Rico, ubicado en Centro Médico. Desde que comenzó operaciones ha sido el único que suple sangre y plaquetas a las principales instituciones públicas de Salud de nuestra Isla. Actualmente, contamos con más de 70,000 donantes. Entendemos podremos atender la insuficiencia en servicios que enfrenten las instituciones privadas de la Isla como resultado del anuncio emitido por la Cruz Roja de Puerto Rico”, afirmó el titular.

Joglar Pesquera precisó que se encuentra en conversaciones con la directora de la Administración de Servicios Médicos (ASEM), Ana Rius, para viabilizar el reclutamiento de parte del personal que quedará desempleado.

 “Estamos auscultando qué cantidad de profesionales especializados de la Cruz Roja podemos reclutar para ampliar los servicios del Banco”, informó el nefrólogo de profesión.

Joglar Pesquera también recordó que en la Isla también se puede donar sangre en el Centro de Recolección de Sangre del Banco de Sangre Servicios Mutuos.

Por otro lado, el titular de Salud puso a disposición de los empleados afectados los servicios que se brindan a través de los centros de la Administración de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA) para garantizar su estabilidad emocional y mental.

 “Sin duda, a raíz de este incidente, la seguridad que produce tener un trabajo ha sido trastocada. Estamos conscientes de eso. Por este motivo solicitamos al equipo de profesionales de la salud psicológica organizacional que ofrezcan el apoyo necesario en este momento”, expresó.

Pide ayuda ciudadana

Para lograr suplir las necesidades médicas de sangre en la Isla, el secretario de Salud solicitó colaboración ciudadana.

 “Afortunadamente, contamos con el abasto suficiente para proveer a la población. (Pero) para mantener la cantidad de pintas necesarias, es vital que las personas continúen donando. Como cuestión de hecho, este llamado se hace más urgente en la época de verano”, reiteró.

Joglar Pesquera comentó que la sangre que se dona al centro se utiliza en un 100% en los hospitales locales.

Los requisitos básicos para ser donante de sangre son tener 18 años o más, un peso mayor que 110 libras y una buena alimentación.

 Todas las personas interesadas en ser donantes de sangre, pueden visitar el Banco de Sangre, ubicado en el Centro Médico, de lunes a domingo de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. o comunicarse al 787-777-3535, extensiones 6550 y 6551.

Colegio de Médicos aboga por la Cruz Roja

Por otro lado, el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Puerto Rico, el doctor Eduardo Ibarra Ortega, le escribió a los directivos internacionales de la Cruz Roja, Bonnie McElveen-Hunter y Gail J. McGovern, para abogar porque los Centros de Donación de Sangre permanezcan abiertos.

“Creemos que decisiones tan serias como estas pudieron haber sido discutidas con nuestra organización con el fin de explorar de qué forma pudiésemos colaborar conjuntamente para evitar el anunciado cierre de operaciones. Vehementemente le estoy solicitando que reconsideren la decisión tomada y que establezcamos de inmediato un diálogo conjunto entre el Colegio de Médicos-Cirujanos de Puerto Rico y la Cruz Roja Americana para evitar a como dé lugar el anunciado cierre de operaciones”, indica la misiva.