Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Clamor religioso por Oscar López Rivera

Por María de los Milagros Colón 01/17/2017 |00:00 a.m.
Entre oraciones, se creó una pequeña procesión de invitados que ofrendaron flores por la liberación del preso político. ([email protected])  
"Tres décadas y media de condena son excesivas, desproporcionadas y por eso oramos al Señor”.

Un grupo de ciudadanos de diversas denominaciones religiosas y organizaciones civiles llegaron ayer a la Plaza Colón en el Viejo San Juan con flores en mano y, la mayoría, con un paquete de oraciones para seguir tocando puertas por la libertad del preso político puertorriqueño en el evento “Por Oscar y su excarcelación: flores y oración” organizado por la Coalición Ecuménica e Interreligiosa.

“Los que estamos aquí podemos diferir en cuanto a temas controversiales del País, pero sí, todos y todas, todo el pueblo, todo el liderato político diverso, todo el liderato religioso y heterogéneo y líderes cívicos y el pueblo en general estamos de acuerdo en que 35 años son más que suficientes, de que tres décadas y media de condena son excesivas, desproporcionadas y por eso oramos al Señor”, dijo en su intervención el arzobispo de San Juan Roberto González Nieves.

El reloj sigue corriendo. La presidencia de Barack Obama ya casi llega a su fin y aquellos que luchan por la libertad de Oscar López Rivera han tocado muchas, muchas puertas: expresidentes de Estados Unidos, premios Nobel de la Paz, el papa Francisco, artistas, otros políticos, la primera dama Michelle Obama, entre otros. El reloj sigue corriendo y no llega el mensaje de que López Rivera ha sido liberado.

Donald Trump juramentará el 20 de enero como el nuevo presidente y ante ello, lo que les queda, comentaron, es esperanza y oración.

El reverendo Heriberto Martínez, de la Sociedad Bíblica en Puerto Rico, coincidió. “Yo vivo de la fe y la esperanza, y mi fe y mi esperanza es que esta semana podamos tener la noticia de que Oscar es liberado y que ya esté la semana que viene aquí y nosotros recibiéndolo en grande, hacer una fiesta de pueblo”, dijo a Primera Hora.

Para Martínez Rivera, Oscar López lleva encarcelado 35 años “simplemente por abogar por la independencia del País”. Si es así, dijo, él también estaría preso porque también cree en la independencia de Puerto Rico.

También estuvo presente la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien destacó que las luchas de López Rivera superan la independencia del País pues a eso se le suman años de activismo por la educación y la equidad.

Entre oraciones se mezcló una pequeña procesión de invitados a que ofrendaron flores por la causa. Rosas, claveles, anturios y otras se mezclaban en cajones frente a la tarima. También intervinieron artistas como el grupo teatral Agua, Sol y Sereno, Mapeyé, un grupo de niños trovadores, Enemigos del Silencio, de la Comunidad Jesús mediador, Chabela Rodríguez y los cantautores Américo Boschetti, Ramón Saldaña e Irving García.

Ya no quedaba nada de aquella luz de las cuatro de la tarde en la Plaza Colón, cayó la noche, pero seguía pasando gente frente a unas cámara que, organizado en conjunto con el municipio de San Juan, grababa breves “clips” con el reclamo de la libertad para López Rivera.

La gente tomaba una hoja, escribía el reclamo y se acercaban a la cámara con un mensaje que esperan que llegue a Obama. Mañana estarán uno a uno – de las casi 400 personas que pasaron frente a la cámara –  corriendo en las redes sociales con el objetivo de inundar las cuentas de Twitter de Casa Blanca (@WhiteHouse), el presidente de Estados Unidos (@POTUS) y la primera dama (@FLOTUS).

La Coalición Ecuménica e Interreligiosa está compuesta por líderes religiosos de la iglesia Católica, Discípulos de Cristo, Iglesia Evangélica Luterana, Iglesias Bautistas, Iglesia Metodista, el Concilio de Iglesias de Puerto Rico, el Instituto Caribeño de Acción y Formación Ecuménica y la Sociedad Bíblica de Puerto Rico.

Regresa a la portada