Continúa el monopolio de los Sanabria-VE VÍDEO

11/17/2012 |
El fiscal Romo Aledo dijo que a finales de mes reanudará las entrevistas.

Uno de los ángulos de la pesquisa que realiza el Departamento de Justicia junto con la División de Delitos Económicos del Departamento de Hacienda busca establecer que los promotores Julio César y Alfonso Sanabria no reportaban todos sus ingresos en las planillas.

Ayer, el fiscal a cargo de la investigación, Carlos J. Romo Aledo, de la División de Integridad Pública, Delitos Económicos y Asuntos del Contralor continuó su ronda de entrevistas a los perjudicados con el alegado esquema de sobrefacturación en los contratos de los promotores con exponentes de la música autóctona tradicional.

El turno le tocó al bajista y director musical del grupo Plena Libre, Gary Núñez, quien acudió al Departamento de Justicia en Miramar a la 1:30 de la tarde.

“Nosotros estamos sorprendidos. Yo pensaba que este era un proceso que estaba muerto”, dijo el reconocido músico a su salida del edificio, pero advirtió que no podía hablar sobre su entrevista.

“Me parece lastimoso y doloros que de todo el proceso de la creación de la Ley de la Música Autóctona Puertorriqueña, cuyo único propósito era impulsar nuestra música autóctona y convertirla en lo que debe ser en Puerto Rico, problamente lo que quede sea esto, porque la Ley ya no existe”, lamentó Núñez.

El músico reclamó también que “tiene que haber un cese a la persecución” a los grupos que impulsaron la Ley. “Nosotros somos de calidad y tenemos derecho a trabajar en Puerto Rico. Esa persecución contra nosotros debe terminar porque no es justa”, dijo aludiendo al monopolio de los Sanabria. Estos promotores siguen acaparando los contratos de fiestas patronales, desplazando a los pequeños productores de espectáculos, protegiendo a unos grupos y autocontratándose en las tarimas.

¿A ustedes les ha afectado ese monopolio?

Todos los artistas que de una forma u otra impulsamos la Ley de la Música Autóctona, hemos sido afectados por la gente que se opuso y que han estado en una situación de decidir la política cultural puertorriqueña.

Núñez exhortó a otros músicos e intérpretes a no quedarse callados. “Sé que van a citar mucha gente y mi exhortación es que digan la verdad, que cumplan con su conciencia y que vivan tranquilos, como lo hice yo”, añadió.