Corozal lucha por preservar histórica escuela

Por Alejandra M. Jover Tovar 04/19/2017 |00:00 a.m.
Recalcaron que los negocios aledaños al plantel serían duramente afectados con un cierre, porque dependen del mismo para su subsistencia. (Suministrada)  
También boicotearon las pruebas META-PR.

Estudiantes, progenitores y residentes en la comunidad Palos Blancos  se movilizaron ayer al Departamento de Educación en San Juan, para exigirle a la secretaria Julia Keleher que no cierren la escuela elemental Hipólito Caldero, por cuyas instalaciones han pasado familias enteras y es un pilar de ese sector rural. 

Además, boicotearon las pruebas META-PR porque, a su entender, no miden el rendimiento de los estudiantes y  establecen unos parámetros de evaluación injustos para los maestros.

Alberto Rivera Santiago, de 66 años, líder comunitario y exestudiante del plantel, contó que la escuela fue expandida para albergar unos 200 estudiantes -actualmente hay matriculados 170- y además de histórica tiene un programa de música reconocido. 

“También tiene el programa ‘Siembra amores’, de estudiantes de kínder, que vienen al Bosque Estatal Monte Choca a realizar sus actividades. Cerrar la escuela también tendría un impacto en el bosque, porque el bosque es laboratorio de la escuela”, aseguró.

Rivera Santiago también recalcó que los negocios aledaños al plantel serían duramente afectados con un cierre, porque dependen del mismo para su subsistencia. 

“Si quitan la escuela crearían más pobreza de la que ya hay”, advirtió el hombre. “No sé por qué toman decisiones sin consultar a la comunidad… ¿dicen que quieren escucharnos? Pues para eso fuimos hasta allá”, acotó el hombre.

“Fuimos a hacer un  piquete para que sien- tan nuestra presencia”,  añadió.

De no recibir una respuesta satisfactoria, hoy irían a piquetear de nuevo.

Regresa a la portada