Déficit para el pueblo, no para bonos del DTOP

12/11/2012 |
El bono de productividad al staff de confianza es hasta un máximo del 20% del sueldo.

Pese a que el secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP), Rubén Hernández Gregorat, había resuelto el 16 de mayo 2011 que no se otorgarían bonos de productividad debido a la crisis fiscal que enfrentaba la agencia, el funcionario otorgó unos $606,713 a sus empleados de confianza.

Esto a pesar de que “no se pudo” otorgar licencias por enfermedad a cerca de 400 empleados, que tenían derecho a las mismas.

El primero en despacharse con la cuchara grande lo fue el propio Hernández Gregorat, quien se concedió a sí mismo $69,996 por su alta productividad.

Se destaca entre los empleados de confianza que fueron compensados Miguel A. Santini Padilla, asesor del gobernador Luis Fortuño en La Fortaleza, quien es hermano del alcalde saliente de San Juan, Jorge Santini.

Santini Padilla, que está en La Fortaleza por destaque pero con sueldo de la Autoridad de Carreteras y Transportación (ACT), según indicó una fuente, recibió un bono de $15,998.40.

En una resolución firmada por Hernández Gregorat el 16 de mayo de 2011, este indicó que, debido al estado financiero de la ACT, había que cancelar estos bonos.

“No obstante, debido a la crisis fiscal que atraviesa la ACT, estimamos necesario que se deje sin efecto el respectivo pago y, por ende, se derogue la resolución 2000-29...”, expuso entonces.

En una entrevista reciente con Primera Hora, el funcionario indicó que los bonos, incluyendo el de Navidad de todos los empleados, “estaban presupuestados desde junio”.

Primera Hora supo que muchos de los empleados están presionando para que se les entregue su liquidación por adelantado.

El portavoz de Prosol-Utier, que representa a los empleados unionados de la ACT, Luis Pedraza Leduc, contrastó este bono de productividad con el bono de Navidad de los 800 empleados de la agencia que ronda los $1,200, hasta un máximo de $2,000.

“Le estábamos pidiendo al patrono que nos otorgara un aumento de salario y, a la misma vez, que se pagara la licencia por enfermedad. Hay derecho a la licencia por enfermedad. La agencia dice que no puede hacer eso, que no tiene dinero y, sin embargo, aparece con déficit y dando este bono de productividad”, dijo Pedraza Leduc.

“Esa cantidad de $600,000 equivale al dinero que se requeriría para darle licencia por enfermedad a 400 empleados que tienen el derecho. Mientras nos dicen que no tienen dinero para pagarnos un derecho, utilizan ese dinero para repartírselo”, dijo con indignación.

“¿Por qué se le paga a unas personas que no han podido mejorar la situación económica de la Autoridad de Carreteras?”, preguntó.