Dejarán puente atirantado como nuevo

Por Griselle Vázquez Sevilla / [email protected] 09/14/2017 |00:00 a.m.
El Horizonte
El puente atirantado tendrá luces LED. (Suministrada)  
La PR 148 y PR 167 serán las vías alternas en lo que se termina la construcción.

La PR 148 y PR 167 serán las vías alternas ante proyecto de rehabilitación del puente atirantado Jesús Izcoa Moure (PR 5). Dicho proceso, que incluye entre sus fases de trabajo la provisión de detalles de seguridad para la fluidez del tránsito, comenzará a inicios del 2018 con un costo de $11.5 millones.


El proyecto se espera que se desarrolle en un tiempo de construcción de 13 meses aproximadamente. El trabajo quedará finalizando en febrero de 2019, según estableció el ingeniero Luis Rodríguez, subdirector ejecutivo de la Autoridad de Carreteras (ACT).

Un detalle que causará sensación

Una vez arreglado, el puente atirantado recobrará en parte su majestuosidad cada noche, ya que a parte de la iluminación de seguridad se reinstalará su iluminación estética, que es para alumbrar los cables.

“Estamos rehabilitando el alumbrado estético, que ya existía cuando se inauguró el puente. Ahora, lo estamos llevando a rehabilitación para que entonces pueda quedarse y permanecer”, destacó el ingeniero Rodríguez del puente que se vestirá de blanco cada noche con luces “clear” de tecnología LED.

Regresa a la portada