Deseada la película porno de Junior Cápsula

08/06/2010 |

No hay duda entre los funcionarios del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO) de que la película porno de José Figueroa Agosto será una de las más codiciadas en los pulgueros durante el próximo fin de semana, y en muchas de las vías públicas donde se montan carpas para vender películas pirateadas.

Pero aparte de decomisar el material ilegal, hay poco que los funcionarios estatales pueden hacer para proceder criminalmente contra los vendedores del material, aunque cabe destacar que la agencia federal Inmigración y Protección Fronteriza (ICE) sí ha realizado operativos sumamente exitosos para desarticular las organizaciones que al mercadear las copias violentan los derechos de autor de su propietario.

“La película de Junior Cápsula será el ítem más caliente. La gente la está buscando por Internet” , consignó el secretario de DACO, Luis Rivera, quien ha encabezado algunos de los operativos que se han realizado en contra de los pulgueros.

Sostuvo que su agencia podrá incautar tanto la película del narco como otras pornográficas bajo un reglamento de calidad y seguridad que intenta proteger al consumidor ante mercancía que incumple con las leyes de fabricación o que podría resultar defectuosa.

La mayoría de los pulgueros tampoco lleva un registro de los vendedores de las películas pirateadas, aunque la agencia federal ha dado con el arresto de muchos de ellos. “La falsificación de cualquier material con derechos de autor representa una violación de diferentes estatutos federales” , indica un reporte de la agencia.

El escrito presenta un cuadro alarmante de la piratería en Puerto Rico que podría estar provocando millones de dólares en pérdidas y el cierre de establecimientos que rentan y venden devedés y cedés. De hecho, el análisis asegura que algunos negocios han tenido que aumentar el precio de sus artículos como consecuencia directa de las copias ilegales de música, películas, entre otro material de entretenimiento.

Para poder frenar la empresa criminal que se especializa en vender el material pirateado, los agentes federales han realizado varios operativos en los pulgueros, principalmente en el área oeste y norte del país.