Devuelva todo, ¡sin pena!

11/24/2012 |
Cada tienda tiene sus requisitos y reglas, por lo que debe ir preparado para todo.

Mientras la gente se apura por comprar regalos para la época festiva que se avecina, debe tener en cuenta que casi el 20% de los estadounidenses tiene planificado devolver al menos un regalo, según una encuesta de compras navideñas realizada por Consumer Reports.

De hecho, uno de cada cinco adultos perderá dos horas o más tratando de devolver los regalos que no le gustaron esta Navidad. Y, con mayor probabilidad, esas mismas personas van a pasar cerca de una hora haciendo esas devoluciones.

Si usted es uno de ellos, prepárese debidamente antes de ir a la tienda, evitando así que surjan “sorpresas” cuando le toque el turno en el mostrador.

Aunque la mayoría de las políticas de las tiendas son menos estrictas ahora que antes de la recesión económica, algunas compañías han luchado contra el fraude y el abuso por medio de normas más estrictas.

No obstante, existen múltiples formas de prepararse para un proceso de devolución sencillo y con mínimos dolores de cabeza.

Pendiente de las fechas límite

Las grandes tiendas minoristas generalmente dan 90 días para las devoluciones de la mayoría de los artículos, pero pueden tener periodos más cortos para productos electrónicos, software, los cedés y los devedés. 

Las tiendas a menudo extienden sus plazos durante las compras de Navidad. A veces deben devolverse de 15 a 30 días luego de la compra, por ejemplo.

Ojo Antes de abrir la caja

 Los comerciantes no pueden vender un artículo como nuevo luego de que se ha abierto el paquete, por lo tanto, aplican un costo de reaprovisionamiento, usualmente el 15% del costo del producto. 

Por lo general, los productos como software para la computadora, los CD y los DVD no pueden ser devueltos una vez que se abre el paquete. También aumenta la dificultad si devuelven productos con el empaque dañado o sin etiquetas.

Tenga un plan “b”

  En ocasiones, las devoluciones no se deben a desperfectos del artículo, sino a los caprichos de las personas. Por ejemplo, si el artículo de regalo no satisfizo a la persona a quien estaba destinado, quizás pueda “regalarlo para adelante” a alguien que sí lo pueda apreciar.

De este modo, se ahorra el tiempo y el esfuerzo de devolver el artículo en la tienda y, a la vez, satisface las necesidades de otra persona con un inesperado regalo.

Sepa a dónde ir

Al momento de comprar un artículo, infórmese sobre dónde debe realizar la devolución, si fuera necesario.  

Si el artículo fue comprado en línea y el comerciante tiene una tienda física, verifique en el sitio web si la tienda acepta devoluciones para evitar tener que volver a empacar, tener que ir a la oficina de correo y pagar costos de envío.

Guarde ese comprobante

Muchas tiendas acostumbraban honrar las compras a los clientes sin exigir el comprobante, pero puede ocurrir que hoy algunos clientes no tengan esa suerte. 

Si la compra se hizo con tarjeta de crédito, tarjeta de débito o cheque, algunas tiendas tratarán de conseguir otro comprobante electrónico, pero quienes han pagado en efectivo pueden no tener esa suerte.

No olvide su licencia o identificación

Algunas compañías, como Best Buy, exigen una tarjeta de identificación emitida por el gobierno con un comprobante para hacer la devolución. De esta manera, las tiendas pueden hacer un seguimiento de los números de series si la operación se hizo en efectivo.


Tags

Navidad