Duro cantazo a la agricultura

Por Istra Pacheco 11/26/2016 |09:00 a.m.
Días más cortos frenan el crecimiento de pasto y complican la recuperación de fincas ganaderas. (Archivo)  
Industrias ganadera y de forraje tendrán que hacer malabares tras las lluvias.

El excedente de lluvia registrado en lo que va de noviembre, en particular por la vaguada que afectó esta semana a todo el país, dejó su huella más fuerte en las industrias de carne de res, leche y forraje, por lo que próximamente podría bajar la producción, advirtió Héctor Cordero, presidente de la Asociación de Agricultores.

“Necesitamos por lo menos, para que la cosa se normalice, dos semanas de sol”, estimó en entrevista con Primera Hora sobre el tiempo que requerirá la reactivación  de  la industrias de forraje o alimento natural de ganado, necesario para la industria ganadera y la producción de leche de cara a los próximos meses.

Cordero recordó que al final de noviembre, diciembre y enero, aunque no se siente el frío de otras latitudes, los días son más cortos, lo que limita la luz solar que requiere   el crecimiento de forraje y pasto. Ya con la llegada de la primavera, empieza un tiempo que es mucho más seco, y para ese periodo hay que prepararse, por lo que los ganaderos tendrán que recurrir a comprar alimentos suplementarios de manera que los animales no se queden sin suministros.

El líder de la asociación aseguró que el Departamento de Agricultura está recopilando información sobre las pérdidas en los distintos sectores asociados e hizo un llamado a no dejar para muy tarde el trámite de documentar los daños a las siembras.

Datos preliminares provistos por la agencia apuntaban a que las lluvias -que rompieron récord para el mes de noviembre- habían dejado pérdidas de unos $12.9 millones, principalmente en el área norte y centro.

“Vayan al Departamento de Agricultura e informen las pérdidas. Hagan el desgloce del inventario de ganado porque ellos están identificano fondos para la ayuda que se pueda destinar para la compra de alimento. No es una solución total, pero es un resuelve en lo que el hacha va y viene”, afirmó.

Cordero señaló que el sector cafetalero también se afectó ante el paso de la vaguada, pero fue mayormente en la medida en que se detuvo el recogido del fruto. No obstante, anticipó que para este año la producción será un poco más baja que en otros periodos.

“Si con suerte podemos producir una décima parte del café que consumimos en Puerto Rico, es mucho. Los estimados son que solo habrá un 10%. El año pasado se recogieron unos 40,000 quintales de café y este año, si llega a 25,000 o 30,000 quintales, es un milagro”, declaró.

Agregó que hubo otros detalles que afectaron las siembra este año, los que no detalló.

El Departamento de Agricultura había informado a incios de esta semana   que se afectaron también algunas siembras de arroz, farináceos, frutas y vegetales.

Los agricultores deben observar, además, algunas medidas preventivas, ya que según los pronósticos del Servicio Nacional de Meteorología,  otra vaguada estaría impactando la Isla cerca del domingo. Se espera que también deje  mucha saturación de los terrenos.

Regresa a la portada