Eduardo Ibarra insta a Ernesto Torres y a Iván González Cancel a estrechar sus manos

11/27/2012 |
Intercede en lío entre médicos tras muerte de “Macho” Camacho.

Eran dos... y se sumó otro.

En la trifulca protagonizada por el director ejecutivo del Centro Médico de Río Piedras, Ernesto Torres, y el cirujano cardiólogo Iván González Cancel –tras certificarse la muerte cerebral del boxeador Héctor “Macho” Camacho–, se sumó otro personaje: el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos, Eduardo Ibarra, quien instó a sus colegas a “pasar la página”.

En entrevista con Primera Hora, el doctor Ibarra dijo que ambos galenos “utilizaron métodos erróneos” para expresar sus diferencias y lamentó que la discusión se diera de forma pública.

Como una paloma mensajera de paz, Ibarra les recomendó a sus homólogos dejar a un lado las discrepancias y los dimes y diretes que los mantienen ofendidos a ambos.

“Creo que ambos deben reunirse en privado, estrecharse las manos y pasar la página... pasar este capítulo. Es obvio que los ánimos se exacerbaron al ver a un ser humano tan querido en este país perder la vida por la criminalidad”, dijo.

Aunque no quiso asumir posturas a favor de ninguno de los médicos, Ibarra dijo que el deber de las personas o médicos que representan a una institución hospitalaria debe estar delineada en la Ley Hipaa.

“Nos guste o no estamos regidos por esta ley federal y es importante que los médicos entiendan que información que se dé públicamente debe ser con autorización de pacientes o de sus familiares”, expresó.

El lío entre González Cancel y Torres surgió cuando el prestigioso cardiólogo expresó que la decisión de desconectar de un ventilador artificial a un paciente –cuya muerte ya fue certificada por dos doctores– le corresponde al médico primario de este y no a sus familiares, aunque aclaró que los parientes deben tener el espacio para canalizar la noticia y considerar la donación de órganos.

En su peculiar estilo, González Cancel agregó que Torres era “una amenaza para la salud” por decir que no se podía trasplantar nada del cuerpo del púgil, cuando sí se podían donar –bajo consentimiento de su familia– sus tejidos.

Mientras, ayer el director de Centro Médico exigía disculpas del cirujano y agregó que su colega opinó “sin tener los elementos de juicio” sobre el protocolo que se siguió tras determinarse que Camacho sufrió muerte cerebral.

“Es la primera vez en mi vida como médico de 38 años que me han faltado el respeto. (González Cancel) me faltó el respeto e hizo unas expresiones sin tener todos los elementos de juicio. Eso se llama disparar de la cintura”, exclamó Torres.

Por su parte, González Cancel expresó a Primera Hora que no es “un billete de $50 para caerle bien a todo el mundo”. Dijo, además, que si estuviera del lado de Torres, “tendría cuidado de discutir” porque, “modestia aparte, aquí yo soy el experto en este tema”.