En vídeos: compras a todo tren durante el Viernes Negro

11/24/2012 |
En Sears de Plaza Carolina rompieron los cristales en su afán de entrar.

Ya fuera solos, con amigos, con niñitos en coche o personas impedidas, los boricuas arrancaron la temporada navideña con la Venta del Madrugador, el día más esperado por los comercios.

En términos generales, la cosa discurrió sin contratiempos, pero hubo lugares donde el descontento por la falta de mercancía o las largas filas provocaron encontronazos y los empleados tuvieron que armarse de paciencia para atender a todo el mundo.

Los artículos electrónicos fueron los que más se movieron, aunque no faltaron los que madrugaron por colchas, juguetes y hasta pañales desechables.

 

Sin embargo, este año los compradores fueron un poco más pacientes y, a pesar del gran flujo de personas y alguna que otra querella o empujón, no se reportaron incidentes que lamentar.